Nuevo descubrimiento! Llevado a cabo por el equipo de Stanley Hazen de la Clínica Cleveland (Ohio) y publicado en la revista “Cell”. Han constatado en ratones predispuestos a la aterosclerosis que una dieta rica en DMB, compuesto abundante en el aceite de oliva y el vino, reduce la creación de placa en las arterias.

 

Ataque contra los microbios intestinales

Se sabía que el consumo de carnes grasas, huevos y lácteos, con alto contenido en nutrientes nocivos como la colina y carnitina, provoca el metabolismo por parte de los microbios intestinales (microbioma) de compuestos nocivos, subproductos metabólicos, inicialmente TMA (trimetilamina) y posteriormente el metabolito TMAO (trimetilamina N-óxido), responsables de la placa en las arterias, que a su vez provocan enfermedades cardíacas y accidente cerebro-vasculares, las dos principales causas de mortalidad en el mundo.

Al principio idearon estrategias para inhibir la actividad de la TMAO en la formación de placa (Aterosclerosis). Pronto se dieron cuenta que era dañina para el hígado y exceso de TMA. Entonces fueron en dirección al origen para impedir directamente la síntesis de la TMA. Constataron entonces que la DMB era capaz de inhibir la creación de la TMAO sin dañar los microbios intestinales. El DMB es un compuesto abundante en el aceite de oliva virgen extra de extracción en frío, aceite de semillas de uva y vinagres balsámicos.

Aterosclerosis: la Dieta Mediterránea, su mayor enemigo

Aunque estos descubrimientos son un nuevo enfoque y muy ilusionantes. Ésto de nuevo explicarían porque en los países de la cuenca Mediterránea la incidencia de las patologías vasculares, cardíacas y cerebrales, es menor que en otros países. No obstante no dejan de estar en el estado de experimentación. Deben ser correctamente demostrados antes de elaborar los tratamientos y fármacos correspondientes. Mientras tanto el Dr. Stanley Hazen aconseja seguir una Dieta Mediterránea como probable prevención.

Y también aniquila la células cancerígenas y frena el Alzheimer

Ya lo explicamos en post anteriores, pero vale la pena insistir. El Oleocanthal, molécula abundante en el aceite de oliva (si es virgen extra y extraído en frío) ha demostrado ser capaz de matar selectivamente células cancerígenas sin dañar las sanas. Estudio publicado por Onica LeGendre, Paul Breslin y David Foster en la revista Molecular & Cellular Oncology. Muy resumido, el Oleocanthal tendría la propiedad de penetrar a través de las membranas lisosomales. Estas membranas son más espesas en las células cancerígenas que en las sanas, y literalmente aniquilarlas, sin dañar las sanas.

Por si vencer al cáncer fuera poco, los componentes del aceite de oliva reducirían la acción de la proteína beta-amiloida. Esta proteína es la presunta responsable de la disminución de las funciones cognitivas detectadas en los pacientes con Alzheimer.

España sigue a la cabeza mundial de productores

Y también de consumidores! Hay que saber que los países productores son pocos. Solo 8 países concentran casi el 90% de la producción mundial. Además el 65% de su producción es para consumo propio! es decir que producimos muchísimo aceite pero nos lo bebemos literalmente! y España no es el mayor consumidor, “solo” consumimos unos 15 litros de aceite de oliva por año y persona, pero Italia está en los 20 litros, y a pesar de ser el 2ndo país productor no llega siquiera a auto-abastecerse. Grecia se sale de las tablas con 25 litros de aceite por persona y año, enorme!

Fuera de estos países la demanda sigue creciendo. En esta campaña 2015-16 se calcula que se consumirán los 3 millones de toneladas producidas, sin dejar stocks, un 5% más que en la campaña anterior. Países como Estados Unidos, Canadá, Australia o Brasil siguen aumentando sus consumos a pesar de los vaivenes en el precio del aceite de oliva, debido fundamentalmente a la escasa campaña anterior y a la inevitable especulación que le siguió. En cambio en muchas zonas del globo el aceite de oliva, y sus maravillosas propiedades en favor de nuestra salud, como enemigo de la aterosclerosis, son las grandes desconocidas, y es por ello que España sigue abanderando la promoción del aceite de oliva en el mundo.