Aceite de oliva contra el colesterol. Un estudio evidencia que su consumo regular tiene efectos beneficiosos para el corazón. El estudio de la universidad de Glasgow hará feliz a los amantes del oro líquido. Los investigadores, en su estudio publicado en la American Journal of Clinical Nutrition demuestran que el consumo moderado de aceite de oliva virgen extra, moderado pero regular, se muestra sobretodo a nivel cardiaco. Con 20 mililitros del condimento vegetal, y 69 participantes, hombres y mujeres, desvelan una mejora de los marcadores biológicos ligados al riesgo de infarto, atestados en los análisis de orina.

 

Lo que siempre se ha sabido ha quedado demostrado

“Esto confirma lo que siempre se ha sabido – explica la doctora Lidia Rota, responsable del Centro de Prevención Cardiovascular de Humanitas – y es que una cantidad moderada de grasa vegetal cruda, no solo no es perjudicial, sino necesaria para el buen funcionamiento celular del organismo”.

Aceite de oliva contra el colesterol

Los estudios que han coronado la Dieta Mediterránea como régimen alimentario completo y equilibrado destacan el valor biológico del aceite de oliva. En particular del aceite de oliva virgen extra: un concentrado de antioxidantes, en particular los polifenoles. Protegen a las células de la inestabilidad y de los daños causados por los radicales libres. Y preserva de los procesos de envejecimiento e inflamatorios implicados en muchas patologías.

“Sabíamos que el aceite de oliva – recuerda la doctora Rota – favorece el aumento del colesterol bueno (HDL). Indispensable para la construcción de las membranas de las células nerviosas y de las hormonas. Nuestro organismo lo necesita en alguna fase de la vida. Por ejemplo durante el embarazo, tanto el embrión como posteriormente el feto, lo necesitan para construir el tejido nervioso, las paredes celulares y las hormonas. Recientes investigaciones relacionan un nivel excesivamente bajo del colesterol a la depresión, provocado por una producción escasa de hormonas del placer y sexuales.

Los ácidos grasos del aceite de oliva fluidifican la sangre

Un estudio americano ha puesto en evidencia el valor del ácido graso Omega-6 contenido en el zumo extraído de la aceituna. Y presente por tanto en el aceite de oliva virgen extra. Este ácido graso contribuye a la fluidificación de la sangre. Previene la formación de trombos en las arterias y reduciendo el estado inflamatorio de las paredes de las arterias causado por números agentes contaminantes como el humo del cigarrillo y las partículas nocivas presentes en el aire que respiramos en la atmósfera. Por lo que en particular en las grandes urbes ayuda a reducir el riesgo a padecer una enfermedad cardiovascular como el infarto, ictus y trombosis de las arterias, cuya consecuencia es la embolia.

Por si te quedaban dudas de los beneficios del aceite de oliva contra el colesterol!

ANTES DE IRTE...
No olvides suscribirte a nuestra newsletter
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
He leído y acepto la política de privacidad
¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
No compartiremos nunca tu información personal.