Aceite de oliva propiedadesEl aceite de oliva propiedades, es conocido desde hace más de 5000 años. Aunque los historiadores no se ponen de acuerdo si procede del Valle del Nilo o del Jordán, si que parece claro que inicialmente se empezó a utilizar en Mesopotamia. Los antiguos egipcios ya apreciaban el aceite de oliva por sus propiedades terapéuticas (inflamaciones, quemaduras), domésticas (iluminación), ornamentales (se han hallado coronas de olivo en momias) y desde luego culinarias. El aceite de oliva y sus propiedades como grasa vegetal nos ha llegado hasta nuestros días en forma de recetas desde los tiempos de la ocupación musulmana.

Aceite de oliva propiedades – gastronómicas

Nuestros cocinero conocen de sobras las propiedades del aceite de oliva en la cocina, en particular a la hora de hacer frituras. Contrariamente a la creencia popular el aceite de oliva conserva sus propiedades intactas a altas temperaturas, mucho más que los demás aceites. Por ello su rendimiento es superior y en consecuencia se necesita menos cantidad en la fritura por lo que al final consumimos menos calorías que con otros aceites.

Aceite de oliva propiedades – hipotensoras

Son números los estudios que demuestran las propiedades hipotensoras y anti-colesterol del aceite de oliva.

Aceite de oliva propiedades – antidiabéticas

Para los enfermos de diabetes que deben inyectarse diariamente insulina es un estupendo aliado. Ayuda a mejorar los perfiles lipídicos, disminuyendo la glucemia, y en consecuencia permitiendo al enfermo reducir la dosis diaria de insulina inyectada.

Aceite de oliva propiedades – farmacéuticas

Quemaduras

Antiguamente, para tratar las quemaduras, se utilizaba aceite de oliva mezclado con cal de agua. Se conseguía así una crema que se aplicaba sobre la herida.

Propiedades cicatrizantes

Se deben mezclar en un recipiente aceite de oliva, vino tinto y un par de claras de huevo, y aplicar sobre la herida o llaga.

Limpieza bucal

También son conocidas las propiedades del aceite de oliva como limpiador bucal. Basta con enjaguarse la boca con aceite de oliva enérgicamente, y escupirlo para conseguir un blanqueo de los dientes así como desinfección salivar.

Propiedades laxantes y anti-cálculos

Basta con tomar un par de cucharadas para empezar a notar los efectos. La dosis se puede aumentar pero mejor tomar un poco de limón después, ya que el aceite de oliva en exceso es indigesto. En dosis superiores conseguiremos expulsar pequeñas y medianas piedras, así como gusanos intestinales.

Propiedades antianémicas

El aceite de oliva permite mejorar la capacidad digestiva mejorando la absorción intestinal, en particular la de elementos inorgánicos, combatiendo de este modo la anemia y sus efectos perjudiciales.

Contraveneno

Siempre que no se trata de una intoxicación por fósforo se aconseja tomar aceite de oliva mezclado con agua tibia. Esta mezcla provocará el vómito y de ese modo la expulsión del veneno.