aceite oliva virgen extraRecientemente el gobierno italiano ha legislado sobre la obligatoriedad para restaurantes, pizzerías y bares, de presentar a sus clientes “aceite oliva virgen extra” con tapón irrellenable, siguiendo la tendencia de países como España.

El consumidor sabe que se trata de “aceite oliva virgen extra”

Esta ley protege efectivamente al consumidor de las archiconocidas aceiteras donde se podían encontrar aceites de oliva mezclados con aceites de otras semillas, tipo girasol, o aceites de oliva vírgenes de baja calidad, “corrientes”, lampantes y refinados.
La multa por no respetar esta ley puede ascender a 8.000 euros.

El sector de la restauración se queja

Igual que sucedió en España, el propietario de estos locales prevé un aumento de sus costes ya que deberá pagar el sobrecoste de los envasadores. Muchos de ellos, en realidad, temen el gasto de tener que presentar ahora un verdadero “aceite oliva virgen extra” a sus clientes, y no aceites baratos.

En Italia y España, donde las cosechas 2014-2015 han sido desastrosas, el efecto encarecedor es aún mayor por el aumento del precio en origen del “aceite oliva virgen extra”.

Medida proteccionista

Hasta la entrada en vigor de esta ley, los envasadores importaban aceite de oliva del norte de África de escasa calidad, pero quedaba “oculto” en aceiteras de reposición en los restaurantes. Con esta nueva Ley, al restaurador que desee presentar un aceite de calidad no le quedará otro remedio que acudir al mercado “local” del “aceite oliva virgen extra”. Actualmente en Italia 2 de cada 3 aceites de oliva que se venden son extranjeros.

El aceite oliva virgen extra se lo merece

A nadie le sorprende ya pagar 15-20 euros por una botella de vino de Rioja, verdad? cuando dicha botella durará apenas lo que dure la comida en cuestión. Por qué entonces se regatea sobre el aceite oliva virgen extra? cuando es el producto agro-alimentario más barato de todos, desde la perspectiva del encarecimiento de su precio de origen, sólo el 29% cuando la media ronda el 500%? y además apenas usaremos 100-200ml? es ridículo.

Teniendo en cuenta que además España es la cuna mundial en aceite oliva virgen extra, aún llama más la atención. Debemos promover entre nosotros la cultura del aceite de oliva de calidad, y pagar un precio justo, como un producto de alta calidad y muy saludable.