Aceite Oro del Desierto: se trata de una empresa familiar ubicada en el mismísimo Desierto de Tabernas (Almería). Algo increíble, ya que cuando pensamos en el desierto nos imaginamos un lugar deshabitado y vacío, donde no podríamos sacar nada de provecho, pero no es así. Es una tierra con suelos fértiles aunque no llueva mucho y cuenta con más de 3000 horas de sol al año y sin cambios térmicos bruscos. Sin duda un lugar privilegiado de Andalucía para el cultivo del Olivar Ecológico.

 

La empresa se fundó en 1999, y el Aceite Oro del Desierto es la marca para comercializar el producto. Su elaboración se realiza siempre cuidando y respetando el Medio Ambiente y es por eso que posee unas características únicas. Proviene de aceitunas de cosecha temprana, cultivo ecológico y extracción en frío. Se realiza todo de manera artesanal, con frutos seleccionados a mano de forma tradicional y con una cuidada recolección. Además la molturación se realiza en menos de 8 horas desde que se recolecta el fruto. Por eso tiene un sabor y un aroma impecable con una calidad reconocida mundialmente.

Las variedades de aceitunas cultivadas en estas tierras son Arbequina, Hojiblanca, Lechín y Picual, que producen nuestro fundamental y preciado “Oro Líquido” que es el Aceite de Oliva Virgen Extra.

  • Aceite Arbequina: Sus plantaciones se riegan por goteo y procede exclusivamente de aceitunas arbequinas de cosecha temprana, en la finca “El Vicario”. Tiene olivares de entre 3 y 15 años de edad. Matices sensoriales: En nariz muy frutado con aroma a almendras frescas y frutas más bien maduras. Respecto al sabor es dulce y envolvente, ligeramente picante y amargor casi nulo.
  • Aceite Hojiblanca: Sus plantaciones se riegan por goteo deficitario y son terrenos calcáreos. Procede de aceitunas hojiblanca de cosecha temprana, en la finca “El Vicario” y tiene olivares de entre 15 y 25 años. El olor es potente y amplio con notas de manzana verde, plátano y tomate y enriquecido con notas pimienta negra,menta y salvia. El sabor es suave con notas vegetales de lechuga. Equilibrio entre picante y amargo.
  • Aceite Lechín: Parte de sus plantaciones se riegan por goteo y parte en secano. Proceden exclusivamente de olivas de lechín en la finca “El Vicario”, “Sierra Bermeja” y “El Cortillo de las Pencas”. Sus olivos tienen entre 80 y 250 años. Matices sensoriales: En nariz es frutado medio-bajo, con olor a aceitunas verdes y frutos secos, y toques de albaricoque menos intenso. El sabor es suave y frutal con un amargor casi nulo y un picor más presente.
  • Aceite Picual: Uno de los mejores aceites cosechados en terrenos arcillosos con muchas piedras, y de regadío por goteo deficitario. Procede de aceitunas Picual en la finca “El Vicario”. Sus olivares tienen entre 5 y 15 años de edad. Matices sensoriales: Su olor es frutado medio con aroma a hierba recién cortada e higuera en menor intensidad, muy persistente. Destacan los verdes sobre las frutas. En boca tiene mucha personalidad, tiene un amargor medio y un picor menos pronunciado.

Aceite Oro del Desierto: Aceite de oliva ecológico 100%

Sin duda unos Aceites Ecológicos con aromas y matices que nos encantan a todos. Además la empresa no sólo es ecológica, sino que también es sostenible ya que se reutiliza todo. Los huesos de las aceitunas se utilizan en la caldera como combustible, la pulpa la dejan secar. Se mezcla con estiércol, paja y ramas consiguiendo un fertilizante de lo más natural. El techo de la almazara tiene una instalación fotovoltaica que produce energía eléctrica. También disponen de un sistema de riego enterrado que les hace ahorrar mucha agua.

En definitiva los métodos que utilizan para obtener sus productos le dan una calidad inigualable y hacen que la empresa sea única. Por eso que “Aceite Oro del Desierto” fue premiado como el mejor Aceite de Oliva ecológico en World’s Best Organic Olive oils. Personalmente lo recomiendo a todos ya que os encantará y “Oro del Desierto” no os defraudará.

Saludos.