A menudo escuchamos de los especialistas que el ser humano no está preparado para vivir en el entorno actual. Prácticamente todos los alimentos apetecibles son potencialmente alimentos perjudiciales para nuestra salud. Y cuanto más investigan más riesgos descubren. No obstante existen algunos productos concretos más peligrosos que el resto, estudiados en numerosas investigaciones independientes.

Azúcar refinado

Alimento simple y fuente de energía relevante, energía que es precisamente la que necesitan las células cancerígenas, para su actividad destructiva. Cuanta más azúcar en sangre más confortables se encuentran estas células. Y es que estos resultados se conocen ya desde 1930! por ello, se recomienda sustituir el azúcar por estevia o siropes similares.

Carnes procesadas

Salchichas, chorizos y similares. Simplemente porque contienen nitratos, conservantes e incluso diferentes tipos de estiércol, que se absorben en el proceso de ahumado. Son efectivamente sabrosos pero altamente peligrosos. La alternativa es fabricar nuestras propias salchichas para disminuir el contenido de estas sustancias.

Pescado de piscifactoría

Efectivamente estos pescados están a un nivel inferior comparados con sus equivalentes criados en condiciones naturales. Y es que contienen antibióticos y antivirales que nuestro organismo no necesita. No obstante, los avances tecnológicos nos permiten producir antibióticos cada vez con menor impacto para nuestra salud.

Productos ahumados y marinados

De nuevo, estos productos contienen nitratos. La alternativa es preparar nuestras propias conservas, con recetas tradicionales, como hacían nuestras abuelas.

Grasas hidrogenadas

aceite de oliva contra el cáncer y el alzheimerComo es el caso de las margarinas. Estas grasas contienen ácidos grasos de tipo “Trans”, muy peligrosos para nuestra salud. No deben utilizarse. La alternativa la tenemos a nuestro alcance, únicamente compra aceite de oliva virgen extra para todos los usos en tu cocina, tanto en crudo como fritos y cocinados.

Patatas Chips

No precisa siquiera explicación. Contienen las peores grasas que existen, aceite de coco o aceite de palma, y además fritos, lo que aumenta significativamente su peligrosidad. Simplemente no se debe consumir para chips.

Harina refinada

La blanquean artificialmente para mejorar su aspecto. Pero el proceso de blanqueo no es saludable. Este tipo de harina aumenta nuestro nivel de insulina en sangre, lo que puede tener consecuencias peligrosas para nuestro organismo.