Oleocanthal

OleocanthalDescubierto por el doctor Gary Beauchamp, del Monell Chemical Senses Center (Filadelfia) de casualidad en uno de sus viajes a Sicilia, al catar el Aceite de Oliva se dio cuenta de una sensación en la garganta muy parecida a cuando tomaba Ibuprofeno, amargor y picor en la garganta (ákantha que significa espina). El Oleocanthal del Aceite de Oliva Virgen Extra y el Ibuprofeno tienen propiedades farmacológicas comunes. Son antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ácido acetilsalicílico, el paracetamol, pero con muchos menos efectos secundarios. Su formula química es la descarboximetil ligustrósido aglicona, un éster del tirosol que deriva de la oleouropeína. El Oleocanthal forma parte de esa fracción insaponificable minoritaria, entre 1 y el 3%, de compuestos bioactivos beneficiosos.

In vitro mata las células cancerosas, en mielomas, tumores epidérmicos, adenocarcinoma de colon, cáncer de mama y próstata. Posee un efecto antiproliferativo y estimula la apoptosis o muerte celular de las células malignas. Reduce el nivel de dos proteínas (chaperonas-Hsp90), responsables del crecimiento del tumor. Su operativa es pinchar las vesículas (lisosomas) dónde la célula almacena los residuos de la célula, que literalmente se desparraman. Muy visualmente, las células cancerígenas mueren ahogadas en sus propios desperdicios, asesinadas por sus propias enzimas. En cambio no daña las células sanas, sino que las paraliza, las "pone a dormir" unas 24 horas, y después reanudan sus ciclos naturales. Este sorprendente efecto aún se está estudiando, para entender porqué en los animales vivos las células cancerosas más sensibles al oleocanthal que las células no cancerosas.

Oleocanthal y las enfermedades neurodegenerativas

La Scientific American publicó recientemente un estudio titulado ‘El Misterio Mediterráneo‘, y en Australia se evidenció la correlación entre la adhesión a la dieta mediterránea y la aparición del Alzheimer. Se cree que se podría reducir los casos de Alzheimer hasta en un 40% siguiendo la Dieta Mediterránea. Los compuestos fenólicos actuarían de manera sinérgica evitando la formación de placas beta-amiloides.

Dónde comprar aceite de oliva con Oleocanthal?

Es cierto que la concentración de Oleocanthal es diferente según las variedades de aceitunas. Las que más Oleocanthal contienen de forma natural son las picual, cornicabra, morisca y koroneiki. Basta un chupito (40 ml) de aceite de oliva virgen extra rico en Oleocanthal, para conseguir los mismos efectos que unos 250 mg de ibuprofeno y paliar procesos inflamatorios crónicos.