Comprar aceite de oliva auténtico? Al comprar aceite oliva virgen extra mira la etiqueta y lee “extracción en frío” o “virgen extra superior“. Si además es originario de España o Italia, asume fácilmente que está adquiriendo el mejor aceite de oliva virgen extra posible. Pues no siempre es así, veamos por donde nos pueden engañar.

 

Aceite oliva virgen extra: aprendamos primero a diferenciarlos

El aceite de oliva se divide en tres calidades, aceite de oliva virgen extra, virgen y lampante. Para obtener aceite de oliva virgen extra las aceitunas deben ser recogidas directamente del árbol. En pocas horas procesadas en maquinaria moderna, para que durante la extracción no aparezcan fermentaciones u oxidaciones. Además este aceite debe cumplir unos requisitos químicos y sensoriales. Por ejemplo no debe sobrepasar los 0,8º de acidez, y mucho mejor si está por debajo de los 0,5º. Sólo un aceite de oliva virgen extra auténtico será beneficioso para la salud. El aceite de oliva virgen sin “extra” es aquel que proviene de aceitunas no del todo frescas y/o dañadas. O si ha sido extraído en una almazara con procesos antiguos.

El grado de acidez puede alcanzar los 2º. El aceite de oliva lampante es un aceite de mala calidad, proveniente de aceitunas recogidas del suelo, fermentadas y dañadas. Este aceite tiene un mal olor y sabor. Legalmente este aceite no se puede consumir sin antes pasar por un proceso de refinado. Mezclado con un pequeña cantidad de aceite de oliva virgen, y comercializado como simplemente “aceite de oliva” en el supermercado.

El fraude es frecuente

Numerosos estudios de aceites en supermercados con etiquetas que indican “aceite de oliva virgen extra” muestran que sólo una parte de ellos realmente lo son. El resto son simplemente Virgen o Corrientes. Incluso aceites de soja y otras semillas, después de ser mezclados con una pequeña cantidad de aceite de oliva virgen, son etiquetados sin rubor alguno como “aceite oliva virgen extra”. En el año 2005 por ejemplo 100.000 toneladas de aceite oliva virgen extra fue requisado, por un valor de 6 millones de euros. Se trataba simplemente de aceite de colza coloreado con carótenos y clorofila para darles aspecto de aceite de oliva. Parece como si a pesar de las nuevas leyes y controles los falsificadores fueran un paso por delante.

Como comprar aceite de oliva auténtico?

A menudo mezclado con aceites de colza, soja u otras semillas, que han pasado por un proceso de calentamiento e hidrogenación, para mejorar la conservación. El problema es que se penaliza la salud del consumidor. Aunque la etiqueta indique “parcialmente hidrogenado”. Legalmente esta hidrogenación no debe sobrepasar el 20% del aceite. De hecho estos procesos pueden conducir a enfermedades como obesidad, diabetes, cardiopatías e incluso cáncer. Cuando se hacen estas mezclas los beneficios del aceite oliva virgen extra prácticamente desaparecen por completo. Al mismo tiempo que las nuevas sustancias adulteradas perjudican nuestra salud.

Razones de peso para empezar a comprar aceite de oliva auténtico!

ANTES DE IRTE...
No olvides suscribirte a nuestra newsletter
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
He leído y acepto la política de privacidad
¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
No compartiremos nunca tu información personal.