comprar aceite de oliva extraComo comprar aceite de oliva extra de calidad? Los españoles usamos cotidianamente el aceite de oliva en nuestras dietas. Pero sabemos realmente reconocer el buen Virgen Extra? Nadie duda de que todos más o menos sabemos ya distinguir las principales calidades de jamones y vinos, nuestros otros alimentos típicos españoles. Pero sorprendentemente es raro encontrar a alguien que sepa distinguir y comprar aceite de oliva extra en sus diferentes variedades.

Comprar aceite de oliva extra en un supermercado

Los lineales son inacabables, pero paradójicamente presentan muy pocas variedades de los centenares que tenemos sólo en nuestro país. Teniendo en cuenta además que España es de largo el primer productor mundial de aceite de oliva. Y este sorprendente “desastre” sigue. Aunque ya son varias las tiendas de calle y online que han visto la oportunidad de negocio. El objetivo es sacar del anonimato esas joyas que tenemos en las almazaras y ofrecerlas a todo el mundo. Parece claro que la industria ha fracasado en su operativa de dar a conocer tal excepcional producto. Es actualmente es el propio sector aceitero el que está financiando campañas de divulgación de las propiedades saludables del aceite de oliva. Enseñando al gran público como comprar aceite de oliva extra.

Pasó lo mismo con el vino hace más de 4 décadas

Efectivamente, los productores de vino no se molestaban en producir más de 1 o 2 variedades de vino, y en los restaurantes se servía en jarras sin ningún tipo de etiquetado. Hasta hace pocos meses así ocurría en nuestros restaurantes con el aceite de oliva. Ésto era antes de la entrada en vigor de la nueva ley de tapones irrellenables. El restaurador ni se había planteado que tendría también que aprender a comprar aceite de oliva de sus proveedores.

Hay que informar al consumidor

Como se ha demostrado, da igual que España produzca los mejores aceites de oliva del mundo si el consumidor no lo percibe. Por ello se debe informar y difundir la calidad de nuestros aceites de oliva. Los medios son producir un producto excepcional, obviamente, pero también a través del embotellado y etiquetado. Ya no son de recibo en hostelería y restauración las aceiteras anónimas que contienen un cierto líquido amarillo, del cual no se sabe nada…ni su origen, variedad, edad o proceso de fabricación.

El consumidor debe conocer unos mínimos del aceite de oliva

Yendo un poco más allá, el consumidor igual que lo haría si se tratara de vino. Debe alarmarse cuando vea una botella de aceite, en un restaurante, encima de una mesa expuesta al sol. Necesariamente el aceite de oliva se degrada con rapidez con la luz y la temperatura sobretodo si es fresco y de calidad.