Efectivamente, desde que se iniciaron las dificultades financieras en Grecia, acompañadas del reciente corralito bancario. El dinero bancario o electrónico ha perdido la confianza de agricultores, distribuidores y empresas de transporte, todos quieren “cash”, y no hay bastante “cash” para todos…por lo que la cadena de producción realmente peligra.

 

Comprar aceite de oliva griego al contado

Y es que los 500.000 agricultores griegos no se fían de las transacciones electrónicas y reclaman pagos al contado. En caso contrario prefieren mantener el aceite “esperando” en sus tanques. Lo mismo sucede con las empresas de transporte, quieren dinero real. Esto obliga a los distribuidores a reclamar del mismo modo a sus clientes el pago al contado, lo cual no es siempre posible. Y al final la cadena de producción podría pararse por falta de “combustible” monetario. Si esto sucede, países como Alemania pueden verse desabastecidos. Y mirar hacia otros productores como España o Italia, con la consiguiente pérdida de mercado por parte de Grecia, que tantos años ha necesitado para construir.

El caso de la tienda “Natürlich” en Hechingen

Esta tienda está especializada entre otras cosas en aceite de oliva BIO o Ecológico, y especias griegas. Se queja de que el trato con sus proveedores es cada vez más difícil. Uno de esos proveedores es una pequeña almazara en Kalamata (Peloponnes). Esta almazara produce un aceite artesanal, directo del árbol al molino, que les permite alcanzar una calidad y durabilidad que las grandes almazaras no pueden conseguir. Actualmente el aceite de oliva BIO está en la almazara, en latas. Esperando…sin poder atender los pedidos que llegan de Alemania, simplemente porque no es posible transferir el dinero. En realidad la transferencia es posible, pero el agricultor solo puede retirar 60 euros al día, y nadie sabe si mañana el banco seguirá abierto. Como plan alternativo aprovechan las vacaciones de amigos en Grecia para hacer de “transportadores” de dinero en efectivo. Obviamente no puede ser una solución permanente.

Con las frutas pasa algo parecido, al no poder venderlas las frutas se pudren. O el agricultor debe gastar el poco dinero que le queda en mantenerlas en almacenes climatizados. Situación que tampoco puede mantenerse eternamente, y de la que Grecia tardará en recuperarse. A pesar del creciente mercado de fans por comprar aceite de oliva Griego y otros productos BIO de aquel país. Al igual que en el caso de la tienda “Natürlich” muchos otros negocios en Alemania confían en la recuperación del sistema bancario heleno.

Desabastecimiento mundial?

Y es que Grecia ocupa el tercer puesto mundial como productor de aceite de oliva, por detrás de Italia y España. Estos últimos, sin problemas de “corralitos” pero con serios problemas de “bacterias asesinas”, “mosca del olivo” y sequías. Lo que ha hecho que la producción 2014-2015 Española sea una de las más bajas registradas, así como la Italiana. Italia ha visto el sur del país arrasado por el “Ebola de Olivo” o como se conoce popularmente a la bacteria Xylella Fastidiosa. Además no está claro que actúa “sola” al verse acompañada de otros hongos patógenos. Según la investigadora del CSIC Blanca Landa, si esta bacteria llegase a atacar el olivar andaluz nos enfrentaríamos a una verdadera catástrofe económica.

La multiplicación de las Tiendas Gourmet

Como bien explicaba hace unas semanas en una entrevista nuestro actor internacional Javier Bardem, y amante del aceite de oliva, cuando viaja al extranjero, y ponía como ejemplo Los Ángeles, buscas esas Tiendas Gourmet que importan directamente del país productor aceite de oliva virgen extra de calidad Premium, porque existen muchos aceites virgen extra “correctos” pero hay que ser conocedor, incluso catador, para reconocer los aceites Premium. En dichas tiendas además nos guiarán en sus características y usos, ya que tampoco todos valen para “todo”. Igual que sucede con el vino. Y no nos tomaríamos un chuletón de buey con un Albariño. Y si opta por una Tienda Online como AceitedelCampo asegúrese que las explicaciones de cada producto son precisas y no “huecas”.