Como ya sabemos el Aceite de Oliva Virgen Extra es un producto con innumerables cualidades. Protege y regula el equilibrio de nuestra salud. Tiene propiedades excepcionales. Imaginad si añadimos un estupendo “Jabón de Aceite de Oliva” a nuestra higiene diaria.

 

Origen del jabón de Aceite de Oliva

Un dato importante que quiero compartir con vosotros es el origen del nombre “jabón”. En el Monte Sapo cerca del río Tiber (Roma/Italia) se produjo una reacción química llamada saponificación al unirse el agua de la lluvia, grasas de animales y cenizas. Ésto dio lugar a una mezcla que llamaron “sapone” (jabón). Antiguamente el jabón no sólo se usaba con fines higiénicos sino que se utilizaba como ungüentos destinados a calmar dolores y para relajar el cuerpo. Su composición ha variado, pero el fin es el mismo: eliminar la suciedad de los tejidos y la piel. Hoy en día el objetivo es conseguir que nuestros jabones produzcan una gran cantidad de espuma porque se relaciona con una mejor limpieza. Esto es incierto.

Limpia muy bien!

El Jabón de Aceite de Oliva no es muy espumoso pero limpia muy bien. Es bueno para hidratar la piel, y ésta hay que cuidarla lo mejor posible. La piel nos protege de todas esas agresiones que nos produce el medio ambiente. Hay muchos tipos de jabones pero la gran mayoría de los que podemos encontrar en cualquier supermercado son industriales. Esto quiere decir que simplemente son detergentes y no contienen tantos nutrientes como a veces nos hacen creer. Sin embargo con los productos naturales esto no ocurre. Éstos son 100% artesanales utilizando siempre productos de la máxima calidad.

Muchas vitaminas!

Son muchos los beneficios que nos aportan dando hidratación y suavidad, regenerando nuestro cuerpo y cabello. Contiene vitaminas A, D, K y E que protegen a las células frente a la oxidación y es una ayuda cuando existen desordenes en la piel como alergias, sarpullidos o psoriasis. Calman la sensación de picor o escozor de la piel ya que tiene cualidades anti-inflamatorias. También nos beneficia ya que regenera las células y retrasa la formación de arrugas dándole un aspecto muchísimo más joven a la piel. Además no es grasoso así evita tapar los poros favoreciendo a las personas que tienen acné.

Siguiendo un tratamiento puedes obtener magníficos resultados en tu cuero cabelludo, dándole brillo además de hidratarlo. Repara las puntas abiertas y previene la caída del cabello fortaleciendo y estimulando su crecimiento.

Cuidemos nuestra salud

En definitiva es un producto que no puede faltar en ningún hogar para poder favorecer en los cuidados de nuestra piel. La relación calidad precio compensa y mucho, por eso en los últimos años ha crecido la demanda del “Jabón de Aceite de Oliva” artesanal ya que la gente se conciencia cada vez más de que nuestra salud no es un juego. Os puedo asegurar personalmente (ya que lo he probado) que es fantástico y notareis resultados inmediatos fortaleciendo vuestra piel y cabello. Sin duda merece la pena probarlo.

Un saludo.

ANTES DE IRTE...
No olvides suscribirte a nuestra newsletter
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
He leído y acepto la política de privacidad
¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
No compartiremos nunca tu información personal.