Como cada año el principal concurso mundial de aceite de oliva virgen extra (AOVE), Mario Solinas, organizado por el Consejo Internacional Oleicola (COI), ha otorgado sus resultados. Al concurso se presentaron 130 aceites: 79 (España), 39 (Portugal), 4 (Túnez), 3 (Grecia), 2 (Italia), 3 (Marruecos), productores individuales, asociaciones y envasadores. Los AOVE se clasificaron en función de la mediana de frutado: m > 6 “Frutado intenso”, 3 < m < 6 “Frutado medio”, m < 3  Frutado ligero. Los miembros del jurado internacional eligieron seis aceites de cada grupo de frutado, y el aceite ganador del Premio a la calidad según hoja de valoración (puntuación sobre 100: sensaciones olfativas, gustativas, retronasales, armonía, complejidad, persistencia).

 

Primeros Premios Mario Solinas

Aceites Finca La Torre (Bobadilla, Málaga, España): Verde intenso
Paolo Bonomelli, Boutique Olive Farm (Torri del Benaco, Verona, Italia): Verde medio
Sovena, Portugal Consumer Goods (Algés, Portugal): Verde ligero
Explotaciones Melcor (Pegalajar, Jaén, España): Maduro

Segundos Premios AOVE

Castillo de Canena (Canena, Jaén, España): Verde intenso
Almazaras de la Subbética (Carcabuey, Córdoba, España): Verde medio
Elaia Lagar, Produçao e Comercializaçao de Azeites (Ferreria do Alentejo, Portugal) Verde ligero
Oleosetin, Setin Rural (Marchagaz, Cáceres, España): Maduro

Terceros Premios Aceite de Oliva Virgen Extra

Campo San Juan (Jaén, España): Verde intenso
Almazaras de la Subbética (Carcabuey, Córdoba, España): Verde medio
Finca la Gramanosa (Avinyonet del Penedès, España): Verde ligero
Agrícola Roda (La Roda de Andalucía, Sevilla, España) Maduro

FINALISTAS ACEITES VIRGEN EXTRA

Verde intenso

  1. Almazara de Muela
  2. Casas de Hualdo
  3. Melgarejo Cordero

Verde medio

  1. Muela Olives
  2. Olivarera la Purísima
  3. Manuel Montes Marín

Verde ligero

  1. Elaia 2
  2. Elosua Portugal
  3. Enolea

Maduro

  1. Agrícola la Maja
  2. Ntra. Sra. de la Fuensanta de Oleoestepa
  3. Pago de Peñarrubia

En AceitedelCampo creemos que España, como país productor desde hace décadas, de más de la mitad de todo el aceite de oliva del mundo, debe reivindicar organizar el concurso más importante a nivel mundial, y debe ser el COI su valedor.