Es un producto obtenido de los frutos de la planta marroquí de Argan y posee muchas propiedades interesantes. El aceite se obtiene por la extracción en frío de las nueces del árbol de Argan. En el norte de África, el aceite se utiliza para cocinar igual que el aceite de oliva en el sur de Europa. Los fenicios consideraban que el aceite de argán tenía propiedades curativas y cosméticas. El aceite de Argán está considerado como uno de los aceites más apreciados en el mundo, por su características y composición. El principal producto es Marruecos, en una zona acotada del sureste del país. Existen ya multitud de estudios científicos sobre las propiedades de este aceite.

Aceite de Argán

El aceite de Argán es rico en vitaminas E, A, K, grasas omega-3, antioxidantes y ácido linoleico. Acelera la curación de heridas, nutre la piel, fortalece el cabello, estimula la regeneración de las células y mantiene la salud cardiovascular. Ha sido usado tradicionalmente tanto con fines culinarios como cosméticos. Las dolencias de la piel vienen acompañadas de picazón, inflamación, enrojecimiento y erupciones. El aceite de argán debilita los síntomas de la dermatitis atópica y eccemas. Sus ácidos grasos, como el linoleico, el oleico y el omega 3, humectan la piel, alivian la comezón y reducen la inflamación. La vitamina E es un fuerte antioxidante y posee propiedades antiinflamatorias, combate los radicales libres promoviendo la regeneración de la piel.

Arganöl ist durch seine besonderen Eigenschaften und die Kombination seiner Inhaltsstoffe eines der kostbarsten Öle der Welt. Herkunftsland des teuren und exklusiven Arganöls ist Marokko. Gewonnen wird es aus den Samen oder Kernen der Arganfrucht, die der Arganbaum trägt. Der aber gedeiht weltweit ausschließlich in einer begrenzten Region im südwestlichen Marokko. Es haben sich bereits viele wissenschaftliche Studien mit Arganöl beschäftigt. Seine Wirkungen gelten als erwiesen.

Contra el acné y el envejecimiento prematuro de la piel

El aceite se usa para tratar el acné, regulando la producción de sebo, limpia los poros y estimula el crecimiento de las células, y previene la aparición de cicatrices después de la eliminación del acné. El ácido linoleico reduce la inflamación y restaura las células epiteliales dañadas. Para el tratamiento de espinillas, prepararemos una mezcla de té verde frío y dos gotas de aceite de Argán, con el que limpiaremos las zonas de la piel afectadas. La combinación del poder antioxidante d ela Vitamina E y su ácido ferúlico (componente único del aceite de Argán que no se encuentra en otros aceites vegetales) permite mejorar la salud y el aspecto de la piel rápidamente.comprar aceites Oleum Hispania

El 80% de sus ácido grasos son de tipo insaturado. Sus antioxidantes fortalecen los vasos sanguíneos, mejorando nuestra capacidad cognitiva y previendo la degeneración de los tejidos, y por tanto, el envejecimiento prematuro. El aceite de argán aporta elasticidad y suavidad a la piel, regenerando sus células. También elimina la irritación después del afeitado en hombres y mujeres. Bastan unas gotas de aceite en las palmas de las manos y masajearse la piel. Se trata de un producto increíble que reduce de manera efectiva las estrías durante el embarazo.

Para el cuidado del cabello

Como cosmético, el Argán se usa también como restaurador capilar, en tintes, como la henna. Restaura las puntas abiertas, nutre el cabello y le da brillo. Es importante aplicar el aceite en la raíz del cabello. El aceite de Argán forma parte de champús cada vez con más frecuencia. Para aquellos con problemas capilares, como sequedad o cabello quebradizo, vale la pena invertir en este aceite. Después de su aplicación comprobarán como su cabello recupera flexibilidad y brillo, mucho más fácil de peinar. Simplemente unas gotas sobre el cuero cabelludo, acompañadas de un ligero masaje, aportan ya resultados visibles. Basta con una semana de aplicaciones regulares para obtener beneficios.

Protector frente al cáncer

Estudios han demostrado que el aceite de argán es un inhibidor de la producción de melanina, reduciendo el riesgo de cáncer de piel. Puede curar las quemaduras solares y regenerar las células de la piel. Sus saponinas actúan como regeneradores de los tejidos mejorando su la elasticidad. Existen numerosas investigaciones sobre la capacidad del aceite de argán frente al cáncer, combatiendo los radicales libres, infecciones e inflamaciones. Recientemente, se descubrió que este aceite previene el desarrollo de cáncer de próstata, piel, colon y vejiga.

El aceite de argán como alimento

Sus esteroles vegetales regulan el colesterol y ayudan a la asimilación de nutrientes. Su ácido graso insaturado más destacable es el omega-3, con una concentración superior al pescado de mar. Sus flavonoides tienen fuertes propiedades antiinflamatorias, aliviando los signos de la artritis y dolencias reumáticas, reduce el edema, debilita el dolor, mejorando la movilidad. Para ello aplicaremos varias gotas de aceite de argán en la zona a tratar y la masajearemos. Además, sus sustancias orgánicas estimulan la producción de jugos gástricos, acelerando la digestión y activando la absorción de las proteínas. Sus nutrientes no se depositan en forma de de grasa, sino que se destinan a la producción energética.

Si te ha gustado este artículo te gustará también este: Regalos originales

ANTES DE IRTE...
No olvides suscribirte a nuestra newsletter
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
He leído y acepto la política de privacidad
¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
No compartiremos nunca tu información personal.
He leído y acepto la política de privacidad