A partir de la grasa, adelgazar y mantenerse delgado? Suena a paradoja, pero no lo es, como han demostrado unos investigadores de Munich. El consumo de ciertas grasas como el aceite virgen extra evitan el incremento de peso. Los productos “light” en los alimentos tienen éxito. Muchas personas esperan adelgazar con productos light, como el yogurt, el queso o el pollo, o al menos no engordar. El consumidor efectivamente ingiere con los productos light menos calorías por cada 100 gramos, pero consume más cantidad total para sentirse saciado. En el caso de los yogures por ejemplo, se tiende a reemplazar la falta de sabor de los light añadiendo más azúcar. Lo que además de no adelgazar perjudicamos nuestra salud.

Aceite de oliva para adelgazar: funciona

Lo que han demostrado los investigadores de la Universidad Técnica de Munich y de Viena es que el consumo de ciertas grasas si permite frenar el incremento de peso. La investigación tenía como objetivo estudiar como el aceite virgen extra y otras grasas regulan la sensación de saciedad. El aceite virgen extra resultó particularmente saciante. De hecho este resultado podría derivar en que la industria fabrique productos efectivamente con menos calorías pero manteniendo su efecto inicial saciante. El grupo de trabajo de Veronika Somoza evaluó 4 grasas y su grado saciante. Manteca de cerdo, grasa láctea, aceite de colza y aceite virgen extra de oliva. Durante 3 meses los estudiantes ingirieron diariamente 500 gramos de yogurt enriquecido con una de las 4 grasas.

Los resultados fueron sorprendentes. No sólo el aceite virgen extra fue el que mostró el poder saciante mayor. Además las personas que lo ingirieron mantuvieron el mismo índice de grasa corporal y peso. No así sucedió con las demás grasas, y en particular con el aceite de colza. Curioso ya que ambos aceites tienen una composición en ácidos grasos similar. La hipótesis que formularon los investigadores fue que el efecto saciante de los aceites reside en su aroma. Probaron entonces con dos grupos, el primero tomó yogurt con extractos de aroma de aceite virgen extra, y el segundo, de control, sólo yogurt. Efectivamente se comprobó que el grupo de control generó menor cantidad de serotonina, hormona de la sensación de saciedad, en sangre.

Por qué comprar AOVE de calidad?

comprar aceite Full MoonCuanto mejor es el aceite, y con mayor cuidado se ha cosechado, molturado y conservado, mejor ha preservado esos aromas que desencadenan este efecto saciante. Si compramos aceites de oliva de baja calidad, refinados, lampantes, corrientes, etc…aunque sean de oliva, habrán perdido todos o casi todos sus aromas. Tendremos una grasa vegetal simplemente al mismo nivel saludable que la colza o el aceite de girasol, nada más. Por ello, aunque sea más caro, es mejor siempre comprar aceite virgen extra para adelgazar. Y nos lo ahorraremos en gimnasios!

En estos momentos todos quieren una figura de bikini para el verano y se torturan con dietas bajas en carbohidratos. Algunos comen bayas exóticas y creen que estar delgado es sinónimo de estar sano. Pero no siempre es verdad. Muchos “flacos” tienen cuerpos enfermos a causa de sus constantes dietas. El estudio de nutrición más grande del mundo (Estudio PURE) con 135,000 personas en 18 países ha demostrado que la grasa no engorda. Sin embargo, los carbohidratos en exceso son responsables de innumerables complicaciones de salud. Se crean depósitos de grasa interna que provocan procesos inflamatorios crónicos en el organismo. Tales depósitos de grasa internos son peligrosos y también se encuentran en alrededor del 40% de las personas que supuestamente delgadas, o TOFI (Thin Outside, Fat inside = delgado por fuera, gordo por dentro).

Como son los TOFI?

Un Tofi tiene un aspecto delgado exterior, fuertes músculos y poca flacidez en el estómago. Al igual que el clásico obeso, el TOFI tiene el mismo riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, resistencia a la insulina y diabetes mellitus, depresión, infertilidad, cáncer, etc. Desde el 2005, los científicos consideran la demencia una consecuencia de una dieta incorrecta.

La grasa abdominal visceral (almacenada en la cavidad peritoneal) dispara la inflamación de bajo grado, consecuencia del consumo de carbohidratos densos, alimentos ricos en azúcares, galletas, helados, dulces, sándwich de queso o hamburguesa con queso. Especialmente la combinación de azúcar y almidón (pan con grasa, salchichas, queso, carne) es particularmente perjudicial. En la mayoría de los casos, este tipo de dieta es deficiente en vegetales, ensaladas, fibra, proteínas y grasas saludables.

Cómo es la dieta correcta?

Sin duda la Dieta Mediterránea. Se compone de productos de temporada, frescos o alimentos congelados sin aditivos tales como emulsionantes, espesantes, acidulantes, conservantes, etc. Posee un alto contenido de agua, ricos en fibra para un tránsito intestinal óptimo: verduras, ensaladas, cebollas, hierbas, bayas, setas. También grasas de alta calidad, nueces, almendras, aguacates, aceitunas, pescado de mar graso de producción sostenible, aceite de oliva Virgen Extra. Proteínas de origen vegetal, setas, legumbres, verduras de hoja verde, almendras, nueces, semillas, pescado, huevos con moderación, leche y productos lácteos, carne de producción sostenible y productos alternativos de soja. También a evitar los edulcorantes y productos Diet o Light sin azúcar, ya que provocan una respuesta de la insulina equivalente.