Hace tiempo que queríamos hacer un artículo sobre la estupenda labor que realiza desde hace casi una década la Interprofesional del aceite de oliva. Esta organización tiene como objetivo impulsar comercialmente la marca Aceite de Oliva de España en el mundo. Con figuras como Rafa Nadal, pero también apoyar y subvencionar líneas de investigación fundamentales. Como la prevención contra la bacteria Xylella fastidiosa, la mosca del olivo “Bactrocera oleae” o los beneficios del “aceite oliva virgen” contra el cáncer de mama.

En España existe poca cultura del “Aceite Oliva Virgen”

Paradójico, siendo el país productor de más de la mitad del aceite de oliva mundial, pero tristemente cierto. Las encuestas muestra que el español medio, a pesar de ser consumidor de 12kg de “aceite oliva virgen” al año no conocer las diferentes categorías (virgen extra, virgen, y aceite de oliva) y menos aún las principales variedades (existe más de 230 en España) que sería la Picual, Hojiblanca, Arbequina y Cornicabra.

Como excelente ejemplo paralelo, el vino, desde hace ya unas décadas, ha recorrido un camino mucho más interesante. Casi todo el mundo distingue ya las principales variedades de tintos, blancos y espumosos. El consumidor conoce las aplicaciones básicas distintivas, tinto para la carne, blanco para el pescado. Pero lo que es también importante, no duda en pagar 6-7 euros por una botella de 75cl de vino, que además se consume 10-20 veces más rápidamente que su equivalente de aceite de oliva.

Por otra parte el aceite de oliva sigue siendo un producto “reclamo” en las grandes superficies. Por la compra por ejemplo de latas de atún te regalan una garrafa de “Aceite Oliva Virgen Extra”, que probablemente ni siquiera es “virgen extra”…Este “maltrato” de la distribución para con nuestro precioso zumo no ayuda a revalorizar este producto. No genera interés por parte del consumidor en conocerlo mejor. Recientemente la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios) y la nueva “Ley de Cadena” tienen como objetivo vigilar y sancionar los posibles abusos de la distribución en este sentido.

En el extranjero nuestro aceite de oliva es un producto Gourmet

Es otra paradoja complementaria. En Francia, Alemania, Japón o EEUU, nuestro aceite de oliva se vende en botellas de 250cc o 500cc, de cristal, elegantemente etiquetado, y a precios que aquí consideraríamos como “imposibles”, entre 15 y 50 euros. De hecho, nuestros amigos Italianos han sido mucho más hábiles y fecundos en esta labor comercial, sobretodo en EEUU, incluso cuando el contenido de la botella “Made in Italy” sea “Aceite oliva Virgen Extra” Español!

Hace poco que nos hemos dado cuenta de esta laguna comercial, y tanto los agricultores, envasadores o la Interprofesional, se han puesto manos a la obra para promocionar y comercializar de primera mano nuestro Aceite Virgen Extra, llevándolo a países como la India, donde hasta ahora sólo se conocía su utilidad como cosmético. También está ayudando la venta de aceite online, a través de Tiendas online traducidas a otros idiomas como AceitedelCampo. Hay que quitarse los típicos complejos y timidez comercial. Nuestro “Aceite Oliva Virgen” español es el “Mejor aceite de oliva”. Es en consecuencia el más premiado en el mundo, en los diferentes certámenes existentes. A pesar que no estemos demasiado de acuerdo que estos premios se otorgen en lugares tan ajenos a la cultura del aceites virgen extra como Tokyo, Los Angeles o Nueva York.

La Interprofesional también está investigando nuevos métodos de evaluación de los aceites de oliva que sustituyan o al menos complementen, a los siempre subjetivos “Panel Test” o Paneles de Cata, de los concursos, para que los resultados sean más pragmáticos, cuantificables y fiables.

La Interprofesional contra el cáncer de mama

En este blog siempre tenemos especial sensibilidad con la lucha contra el cáncer. En este caso, el cáncer de mama, para el que la Interprofesional apoya la línea de investigación de los efectos beneficios del aceite de oliva, del Dr.Escrich.