Beneficio de los polifenoles del aceite de oliva? Un proyecto financiado por la UE ha encontrado la solución para reciclar el agua utilizada para el lavado. Este agua se utiliza para lavar las aceitunas en la Almazara antes de ser extraído el aceite de oliva. La tasa de reciclado es del 90%. El proyecto se llama ALGATEC II y ya se cuenta con un prototipo en la Universidad de Huelva. Ha sido desarrollado por 5 empresas de España, Alemania e Italia. Su financiación proviene del Seventh Framework Programme for Research and Technological Development, organismo de la UE.
ALGATEC II tiene como finalidad estudiar el reciclado de grandes cantidades de agua utilizadas para el lavado de las aceitunas. Y salvaguardar de este modo el perjuicio ambiental, además del ahorro económico para la industria.

 

Beneficio de los polifenoles del aceite de oliva

Tradicionalmente las almazaras utilizan unos 50 litros de agua para el lavado de 100kg de aceitunas. El proceso de lavado limpia de suciedad, tierra y bacterias las aceitunas. No obstante al mismo tiempo se lleva los preciados polifenoles. El beneficio de los polifenoles del aceite de oliva para el ser humano son incontables, pero altamente contaminantes para el medioambiente. Los métodos tradicionales son dejar evaporarse dichas aguas en estanques. Esto conlleva serios problemas de olor y proliferación de insectos. Además el proceso puede llegar a ser muy lento. Según las zonas geográficas, al final debe vaciarse manualmente para dar cabida a nuevas aguas de lavado.

Se abarata la producción de aceite de oliva

El sistema bombea el agua de lavado a un fotobioreactor. En él se encuentran unos diminutos microorganismos que se encargan de absorber los polifenoles, antes de que el agua pase por unos filtros. De este modo se libera el agua de todo rastro de elementos contaminantes, y es de nuevo apta para utilizarse para el lavado de más aceitunas todas las veces que se quiera. Naturalmente el nivel de microorganismos debe mantenerse y conservarse también en las épocas más frías, no sólo en verano cuando el calor hace dicha función. Para ello, el equipo de ingenieros ha desarrollado unos paneles solares que transforman y acumulan la luz solar durante el día, para alimentar el fotobioreactor, y conservar de este los preciados microorganismos. De este modo, la Almazara podrá reutilizar el agua de lavado tantas veces como se precise reduciendo su consumo global de agua potable en un 90%!

Nuevas estrategias para el ahorro de agua

Este proyecto es sólo una parte de una serie que se focalizan en tomar cada vez más consciencia de la necesidad de conservar el agua. Al principio de año, como ejemplo similar, una fábrica de papel Holandesa, sensible a este problema, desarrolló un sistema similar para aumentar la eficacia del uso del agua.