La cocina con aceite de oliva no es la única fuente de salud. Numerosas investigaciones por todo el mundo ponen de relieve los aspectos saludables de los ingredientes y preparaciones de algunas culturas, y sus efectos contrastados en la lucha contra el cáncer, enfermedades cardíacas, el Alzheimer, o simplemente la mejora de la longevidad. Pero no solo de aceite de oliva vive el hombre! Hoy veremos que las cocinas Italianas, Mexicanas o Tailandesas también pueden ser muy sanas y sabrosas. Aún no se sabe bien que es lo que previene y/o cura enfermedades tan complejas como el cáncer. Lo que si apuntan las realidades estadísticas es que en estos países donde utilizan diferentes tipos de especias, aceite de oliva o algas, no son países donde particularmente sus sistemas sanitarios estén tan desarrollados como en la Europa de Norte, Australia o Canada. En cambio, es una contundente realidad que sufren significativamente menos cáncer! Por qué?

Griega

cocinar con AOVELos ingredientes tradicionales de la cocina griega son los vegetales frescos y las frutas, cereales, judías y con sus ricas proteínas, aceite de oliva y grasas omega-3 saturadas de los productos del mar. Todo esto confiere a los griegos un conjunto de ingredientes para aumentar sus defensas inmunitarias frente al cáncer y patologías cardíacas. Además de protegerles de la diabetes o simplemente con el objetivo de mantener la figura y la salud del organismo. Según investigaciones realizadas por la universidad de Harvard, la cocina griega permite reducir el riego de infarto cardíaco en un 25%. Otra ventaja de las costumbres culinarias griegas, es que los griegos suelen servir muchos pequeños platos, que se comparten entre comensales. De este modo el riesgo de comer demasiado baja también.

Vietnamiesa

Hierbas frescas y especias, numerosos vegetales y productos del mar, y la técnica nacional de preparación donde el aceite se sustituye por el agua o el caldo. Las especias características de la cocina Vietnamita son el cilantro, la menta, el basílico tailladés, el chili rojo y el anís, se utilizan desde tiempos remotos como medicina alternativa en la lucha contra diferentes enfermedades. Una serie de investigaciones han demostrado que el cilantro y el anís son capaces de mejorar la digestión  y prevenir procesos inflamatorios en el organismo.

Japonesa

Gracias a su alimentación los japoneses gozan del titulo de ser los más sanos y longevos del mundo. Los platos japoneses son famosos no solo por sus ingredientes con altos niveles de antioxidantes sino también por como los preparan. La mayoría de los japoneses parecen seguir los consejos de Confuncio: comer hasta le 80% de estar lleno, “Hara Hachi Bu“. Esta es efectivamente una de las piedras angulares de los diálogos. La cocina tradicional japonesa incluye ricos antioxidantes y té verde, coles chinas, algas ricas en yodo y productos del mar, hongos (fuente de hierro, zinc, ácido fólico y potasio), y productos derivados de la soja. El único inconveniente es el arroz blanco, que puede aumentar el nivel de azúcar en sangre. Aconsejamos sustituirlo por arroz integral.

India

La cocina india suele estar asociada a un consumo importante de multitud de espacias, como la curcuma, jengibre, chili, pimienta negra, comino, clavo, y otras. Este conjunto de especias son las que les permite cocinar su famoso curry, el cual posee capacidad real de proteger el organismo frente al cáncer y al Alzheimer, según investigaciones científicas. El principal ingrediente del curry es la cúrcuma que posee propiedades anti-inflamatorias. Otros platos indios saludables son el yogurt y las lentejas, ricas en ácido fólico y magnesio.

Italiana

Lo primero es que la cultura italiana promueve la calma a la hora de comer, lo que ya es saludable para los procesos de digestión. Sus ingredientes básicos son los tomates, el aceite de oliva, el ajo, el basílico y el perejil.  Los preciosos licopenos del tomate previenen el cáncer. El ajo se distingue por su alto contenido en vitaminas A y C. Y el aceite de oliva reduce el colesterol, quemas grasas y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Mexicana

Olvídese de la comida rápida grasa o Fast-Food que le ofrecen en la mayoría de puestos de comida! La comida verdadera mexicana es saludable e incluso dietética. La mayoría de platos se componen de diferentes sopas y pastas de tomate que previenen el desarrollo de la diabetes de tipo II y el cáncer de pecho en las mujeres.  Tradicionalmente la comida mexicana es de digestión lenta, lo que proporciona una mayor sensación de saciedad y mayor energía.

Tailandesa

El campeón en la lucha contra el cáncer actualmente es la tradicional sopa tailandesa Tom Yam. Se compone de gambas, coriandro, jengibre, sorgo de limón y otras hierbas y especias. Esta sopa es mucho más efectiva en la inmunidad contra el cáncer que muchos otros productos y platos ricos en ati-oxidantes. Muchas de las especias habituales en Tailandia tienen propiedades curativas. Le jengibre por ejemplo mejora los procesos digestivos. La cúrcuma tiene propiedades anti-inflamatorias, y el sorgo de limón se utiliza en la cultura asiática como medicamento contra las enfermedades estomacales.