Consumo mundial de aceite oliva. El aceite oliva virgen extra de calidad ha sufrido mucho este año en países como España o Italia. El primero, por culpa de una climatología especialmente desfavorable y las plagas de la temida mosca del olivo, se ha quedado en apenas la mitad del año anterior (que fue récord). Zonas de Jaén han caído hasta un 70%. En Italia, el problema ha sido la bacteria “xylella fastidiosa“, aún peor que la mosca del olivo. Contamina todo el olivo, secando desde dentro las aceitunas, y solo queda quemar el árbol.

 

Datos concretos de consumo mundial de aceite oliva

España826.00036%
Italia302.50013%
Grecia300.00013%
Túnez260.00011%
Turquía190.0008%
Marruecos110.0005%
Portugal90.0004%
Siria50.0002%
Argelia44.0002%
Jordania35.0002%
Egipto21.0001%
Israel17.5001%
Líbano16.5001%
Libia15.0001%
Albania12.0001%
Irán9.0000%
Argentina6.0000%
TOTAL2.304.500100%

A pesar de la caída de España en un 50% respecto a la campaña anterior, seguimos liderando holgadamente la lista de productores mundiales de aceite oliva virgen extra. Aunque ya no podemos presumir de producir más de la mitad del aceite de oliva mundial. Debemos conformarnos con un tercio. Nos sigue Italia con un 13% y muy de cerca Grecia, que ha conseguido por el contrario una de sus mejores cosechas de la historia, alcanzando por primera vez a Italia. A destacar también los países del norte de África y en especial a Túnez, país que cuadriplicado la producción de años anteriores, situándose ya muy cerca de Italia y Grecia. Les siguen con menos del 10% Turquía, Marruecos y Portugal, y los demás países de la cuenca Mediterránea. Cierra la lista Argentina, con apenas 6.000 toneladas.

Según el Consejo Oleícola Internacional (COI) la campaña de este año caerá globálmente un 27% respecto a la anterior, mientras que la demanda caerá en un 7%. Por lo que se prevé que antes la obvia escasez de aceite de oliva en el mercado, los precios sigan subiendo, debido al creciente consumo mundial de aceite oliva.

El aceite Tunecino en Italia

Está siendo muy controvertida la importación en Italia de aceite oliva virgen extra de peor calidad que el nacional, para venderlo como Italiano. Pero es que los precios del aceite de oliva de calidad se han disparado por encima de los 5 litros/litro en origen (4 en Grecia y 3 en España).

Aceite oliva virgen extra: lo positivo de la subida de precios en España

Los precios en España del aceite oliva virgen extra de calidad se consideran bajos. Si se comparan a otros productos similares, como puede ser el vino. Estas subidas ayudarán a educar al consumidor que si quiere un producto de calidad deberá pagar un precio por él. Lo que permitirá a los agricultores, que han vivido al límite en los últimos años, vendiendo incluso a pérdidas, tener márgenes más holgados. También el consumidor se está acostumbrando a comprar por Internet directamente en tiendas que se nutren de las almazaras. Reduciendo los costes de intermediación, y asegurándose un producto de calidad. Estas tiendas deben seguir esforzándose en detallar la composición y orígenes de sus aceites. Proporcionando al consumidor una información hasta ahora prácticamente inexistente en los lineales de las grandes superficies.

Monopolio español de las empresas envasadoras

Solo 20 empresas copan el 90% de las ventas en la gran distribución. Con apenas 50 marcas de aceite de oliva de las más de 2000 existentes en nuestro territorio. Esta súper concentración no es buena y “banaliza” un producto que posee tanta diversidad. Ocultando en el olvido pequeñas almazaras con aceite oliva virgen extra de calidad pero a las que no les queda más remedio que vender su producción a granel a estas envasadoras. Las cuales, en muchos casos los mezclarán con aceites de oliva virgen de peor calidad para venderlos como “aceite de oliva virgen extra” en las grandes superficies.

Las tiendas online en Internet son la solución a este oligopolio encubierto y cada vez más crece su cuota en el consumo mundial de aceite oliva.