Los efectos de la dieta cetogénica con aceite de oliva en soldados les condujo a una pérdida de peso sorprendente. Este estudio duró tres meses durante los cuales se incluyó un riguroso entrenamiento físico. Los soldados americanos que se sometieron a la dieta cetogénica con aceite de oliva experimentaron una mejora general en su forma física.

Este experimento tendría una gran importancia en la preparación de las fuerzas armadas estadounidenses. Recordemos que la dieta cetónica o KETO es alta en grasas, baja en carbohidratos (menos de 25 gramos por día) con una ingesta moderada de proteínas.

La dieta cetogénica con aceite de oliva

Los participantes del estudio tenían sobrepeso, pero no eran obesos. Se les dividieron en dos grupos, Dieta Mixta y Dieta Cetogénica. De este modo, los voluntarios de la dieta mixta debían seguir su dieta normal.

Además, se les permitió aumentar la ingesta de alimentos enteros no procesados, ingiriendo un mínimo del 40% de carbohidratos. Tampoco se limitó la ingesta calórica para ninguno de los grupos y debían comer hasta que estuvieran saciados.

A los participantes de la dieta cetogénica con aceite de oliva en cambio, se les aumentó de manera significativa la proporción de grasas, y se disminuyó drásticamente la de carbohidratos. El resultando fue concluyente.

Los participantes de la dieta Keto perdieron de promedio casi 8kg de peso, y su volumen de grasa visceral disminuyó considerablemente, en comparación con los de la dieta mixta.

Elevado aporte de aceite de oliva

Richard LaFountain, co-autor del estudio, explica que la elección de las grasas que iban a ingerir los voluntarios de la dieta cetogénica fue clave. En este sentido, se permitieron cierto aporte de grasas animales y mantequilla. Pero sobretodo se insistió en la ingesta de aceite de oliva.

La diferencia de este estudio con otros sobre las dietas Keto es que naturalmente les preocupaba los posibles efectos negativos en la capacidad física de los soldados. Obviamente no se quería que la pérdida de peso limitara de alguna manera la fuerza, velocidad o estado de alerta del soldado.

Efectivamente, según teniente primera Jennifer T West, jefa de dietética clínica en el Centro Médico del Ejército Eisenhower, se pretende que el soldado se un soldado atleta y que además tenga consciencia de ello. Por ello, se les invita a que se pregunten que creen que comen sus atletas preferidos.

En este sentido West añadió que el objetivo es aplicar al ejército dietas saludables, en la que en el centro se sitúen las grasas. Pero no las grasas «malas» del pasado, sino sobretodo aceite de oliva, ya que se ha demostrado sus efectos positivos para el corazón y para el cerebro.

Si te ha gustado este artículo te aconsejamos visites: qué es AOVE

ANTES DE IRTE...
No olvides suscribirte a nuestra newsletter
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
He leído y acepto la política de privacidad
¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
No compartiremos nunca tu información personal.
He leído y acepto la política de privacidad