Como cada año, después de la campaña, hacia esta época se empiezan a entregar los premios nacionales e internacionales a los mejores aceites de oliva virgen extra. Los más conocidos son el de Nueva York (NYIOOC), Los Angeles (LAEVOO), Israel (Terraolivo), Japón (Olive Japan), China y por supuesto el nuestro en Madrid, el Mario Solinas, organizado por el Consejo Oleícola Internacional (COI). En estos concursos se reúnen jurados internacionales de prestigio contrastado para realizar las correspondientes catas, que por supuesto son ciegas, por lo que los resultados son sin duda imparciales.

comprar aceite Pago La CoronaLo que no es totalmente “imparcial” son las reglas y requisitos para acceder a estos concursos. Naturalmente las empresas que organizan estos eventos tienen legítimamente “ánimo de lucro” y cobran por participar. Este punto deja fuera a almazaras con pocos recursos dedicados al Marketing. Por otra parte, también se exige que las almazaras tengan un mínimo de producción anual, que ciertamente es bastante elevado. Esto se hace, con buen criterio, para dejar “fuera” a los fabricantes de “aceites a medida o de culto“, los muy “Gourmet“, que dedican mucho esfuerzo a unas pocas miles de botellas que después venden a precio de oro (literalmente), y que no interesa premiarlos ya que prácticamente no podrán ser comercializados por el mundo, que es de lo que se trata, y a lo que van a estos concursos el resto de fabricantes. Al final, por desgracia, siempre se presentan “los mismos”…:-(

Pero no es oro todo lo que reluce! en nuestros años de dedicación al mundo del aceite de oliva virgen extra, nos hemos encontrado con numerosos aceites de pequeñas almazaras exquisitos! que no participan en estos concursos ni los conocen siquiera, pequeñas empresas familiares de “pueblo” que atesoran una enorme experiencia a menudo de generaciones.

Cual es el mejor aceite de oliva del mundo?

Existen numerosos concursos nacionales y regionales dentro de los principales países productores de los mejores aceites de oliva virgen extra. Debido a que no todos estos países tienen un concurso nacional y que muchos de los existentes tienen un perfil “local” no se han considerado sus resultados en el ranking de la WBOO por querer mantener el perfil internacional y otorgar las mismas oportunidades a todos. Por ello sólo se consideran aquellos concursos con un amplio alcance internacional, y tampoco se consideran aquellos concursos que no cuente con un Panel de Cata (Test Panel) compuesto de catadores expertos.

La WBOO compila los resultados de cada competición ponderando el grado de rigor de sus reglas. El Premio Mario Solinas (MSA, Madrid, del Consejo Oleicola Internacional – COI) se considera el que posee actualmente las reglas más estrictas, y el que por tanto recibe la mayor puntuación, y sirve de base para clasificar el resto de competiciones para seleccionar los mejores aceites de oliva del mundo. La WBOO no tiene ánimo de lucro, se financia principalmente a través de donaciones, por lo que a diferencia de otras empresas de rankings sus resultados son imparciales, independientes y objetivos, y los publica de manera visual y resumida, después de que dichos concursos finalicen.

CuidadPaís
Mario SolinasMadridEspaña
LA International Olive Oil CompetitionLos AngelesUSA
TerraolivoJerusalénIsrael
Feinschmecker Olio AwardHamburgoAlemania
International Olive Oil AwardZurichSuiza
SIAL Olive D'OrMonrealCanada
OlivinusMendozaArgentina
Leone D'OroBresciaItalia
ArmoniaSpoletoItalia
Sol D'OroVeronaItalia
L'Orciolo D'OroGradaraItalia
Olive JapanJapan
Monocultivar ExpoMilánItalia
NY International Olive Oil CompetitionNew YorkUSA
SelectionAlemania
OvibejaBejaPortugal
BIOL Premio InternazionaleAndriaItalia
Oil ChinaBeijingChina

Nuestros aceites en la WBOO

comprar aceite rincón de la subbéticaEn nuestra tienda encontrarás algunos de los aceites que regularmente ocupan las primeras posiciones en el ránking TOP50 de la WBOO:

Precios desproporcionados

Si un aceite antes de presentarse por ejemplo en Japón cuesta 5 euros/botella, una vez consigue una medalla en el dicho concurso, su precio puede multiplicarse sin problemas por 3. Estas proporciones no son razonables y lógicas. El mercado no debería ser tan “sensible” a estos premios. De hecho, paradójicamente, los consumidores que mantienen y pagan dichos precios son los de japón o USA. Se creen los resultados de dichos concursos, y compran “ciegamente”.

Qué saben los Japoneses de comprar aceite de oliva?

Este hecho es de lo más sorprendente! siendo España, Italia o Grecia, los líderes indiscutibles en producción, y los que más tradición tienen desde tiempos antiguos, los concursos para comprar aceite de oliva de más prestigio se encuentran en Estados Unidos (New York International Olive Oil Competition, Los Angeles International Olive Oil Competition), en Japón (Olive Japan) o en Suiza (International Olive Oil Award Zurich).

Con todo el respeto hacia estos países organizadores…qué sabe un americano, japonés o suizo de aceite de oliva?? es como si Logroño, en lugar de ferias vinícolas, organizase un concurso de Hot Dogs o de Sushi? Madrid, sede del Consejo Oleícola International (COI) cuenta con un concurso de prestigio, aunque paradójicamente no tanto como los anteriores, e Italia solamente con concursos menores, igual que Grecia. Parece razonable que fuera España, y en particular el COI, el que regulara los diferentes concursos. Y no sería tampoco de extrañar que fuera en Madrid, Jaén o Córdoba donde tuviera el principal evento.

Demasiadas “Medallas de Oro” por concurso

Por otra parte en los concursos para comprar aceite de oliva hay demasiados premiados por concurso. Demasiadas medallas de oro, de plata, menciones, diplomas, etc…Al final prácticamente todos los que se presentan reciben algún tipo de premio y “corren” en ponerlo en sus etiquetas de sus aceites…:-( En New York por ejemplo se concedieron este año una docena de “Medallas de Oro” y “Best in Class”. Y la misma situación se dio en Japón, con docenas de premios y galardones. Esta inflación de premios genera confusión al comprador final…pero claro, los organizadores deben premiar al máximo para que vuelvan al año siguiente esas empresas y sigan pagando las cuotas e inscripciones…:-(