El “Precio Aceite Oliva” de calidad superior producidos en Italia se han disparado. La causa es la plaga de una bacteria que ha infectado al menos 1 millón de árboles en el sur del país. El epicentro de esta crisis se sitúa en Bari (Puglia) que produce la variedad “Coratina”. Variedad muy apreciada por su fuerte sabor y utilizada en “coupages” para otorgar al aceite resultante cuerpo y aroma.

El “Precio Aceite Oliva” en Italia es un 65% superior al de España

Normalmente el aceite de oliva virgen extra de Bari se cotiza un 25% por encima del de Jaén. Pero en los últimos tiempos estamos viviendo un verdadero shock a nivel global en las cotizaciones del “Aceite Oliva Virgen Extra”. Con una volatilidad extrema acentuada por las pésimas cosechas obtenidas en los dos países productores principales, España e Italia.

Cuando otros alimentos bajan de Precio Aceite Oliva extra sube

Otros alimentos, cereales o aceites de soja, han bajado precios debido a un exceso de producción. El del aceite de oliva ha sido uno de los más alcistas en los mercados. Alcanzando su máximo en la ultima década en 3,6 euros/kg en España. La cosecha española cayó a la mitad debido a la sequía excepcional. Mientras que la Italiana sufrió demasiadas lluvias y plagas, de bacterias e insectos. Según datos del COI (Consejo Oleicola Internacional) la cosecha global mundial cayó a 2,4 millones de toneladas. Un 27% por debajo de la del año anterior. Se mantiene la preocupación que la sequía azote de nuevo este año en España.

Italia ha acentuado sus importaciones de otros países

Italia ha sido tradicionalmente importador de aceite, a pesar de ser el segundo productor mundial después de España. Pero esta última campaña ha tenido que incrementar fuertemente sus entradas de aceite de oliva de países como Túnez. La razón es la escasez y la fuerte demanda de aceite de oliva “Made in Italy” de países como USA y Japón.

Peligro de fraude por mezclas “sospechosas” de aceites

Al no haber suficiente “Aceite Virgen Extra” en Italia, lo están importando de países del norte de África. Los mezclan con los italianos, y el resultante lo siguen etiquetando como “Aceite de oliva virgen extra” cuando probablemente ya no lo es. Sea porque su acidez supera los 0,8º o porque sus atributos sensoriales han “disminuido”.

Según los expertos, abogados de Dublín y Bruselas especializados en el sector alimentario, el aceite de oliva, junto con el pescado y los alimentos orgánicos, es uno de los más expuestos al fraude. Motivado en este caso además por las fuertes subidas del “Precio Aceite Oliva” en origen. De hecho, el organismo Italiano encargado de llevar a cabo las correspondientes inspecciones, la ICQRF, contabilizó 50 casos en 2013, 70 en 2014 y se acerca ya a los 100 casos de fraude en lo que llevamos de año 2015, cuadriplicando la cifra del 2013. Arrestando bandas y confiscando aceite de baja calidad. Vendidos como “aceite virgen extra” o “100% aceite de oliva virgen extra orgánico Italiano”.

El éxito comercial Italiano es la principal causa de fraude

Ciertamente los Italianos han sido unos maestros a la hora de vender fuera de Italia aceite de oliva virgen extra “made in Italy”. Cuando a menudo es 100% Español. Eso si, envasado con sumo gusto y vendido con habilidad como producto Gourmet. A clientes aún poco expertos en identificar los bueno de lo mediocre o incluso de lo malo.

Italia es consciente que esas prácticas la perjudican en el medio y largo plazo. Por eso intensifica los controles e inspecciones de la ICQRF. Llegando ya a acuerdos con plataformas como eBay, Alibaba y otros ecommerce para que filtren y bloqueen los presuntos productos fraudulentos.