Por sus propiedades impiden la absorción de grasas y azúcares nocivos y facilitan la transformación de los alimentos. Además cada vez son más los cosméticos que contienen aceite de oliva para el pelo por su gran cantidad de beneficios. También los hay a base de aceite de coco o de Argán. Desde la Antigüedad se conocen sus propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y antifúngicas. Los Griegos y Romanos empezaron a utilizarlo como cosmético natural. En Medicina, crearon cremas y ungüentos. Pero será en el Antiguo Egipto que se empezarán a fabricarlos específicamente para el tratamiento del cuero cabelludo.

Por qué es bueno el aceite de oliva para el pelo?

comprar aceite de oliva para el peloAunque nuestros antepasados no tenían las evidencias científicas que tenemos ahora, conocían el contenido del aceite de oliva de nutrientes para embellecer el cabello. Las vitaminas A y E le otorgan salud y fortaleza. En particular la vitamina E actúa como antioxidante natural. Promueve la regeneración y el crecimiento del cabello, perdiendo menos cantidad de proteínas. La vitamina C aumenta el colágeno, especialmente útil para tratar los cabellos más finos.

Se ha demostrado que el aceite de oliva ayuda a fortalecer los folículos capilares evitando la caída del cabello. Ayuda incluso a prevenir su pérdida bloqueando la hormona DHT, responsable de contraer el folículo piloso. También calma la picazón previene la caspa del cuero cabelludo. Para los que tengan mucho pelo, reduce el Frizz (encrespamiento, esponjamiento y electricidad estática) en el cabello, ya que estructura molecular hace que penetre más fácilmente las fibras capilares, devolviendo los rizos naturales. Trata por último las puntas puntas quebradizas o abiertas, y tiene propiedades tonificantes que otorgan brillo y cuerpo  nuestro pelo.

Cómo lo aplicamos?

Aunque existen numerosos champús o mascarillas en el comercio, los desaconsejamos por su contenido en fosfatos, que nos dañan a la larga el cabello y además son nocivos para el medioambiente. Por ello os vamos a mostrar una serie de remedios caseros, naturales y eficaces. Al final de estos tratamientos siempre nos lavaremos y aclararemos bien el pelo. Rociaremos nuestro cabello con abundante aceite de oliva,hasta las puntas. Lo masajearemos suavemente, y lo cubriremos con una toalla caliente durante 5 minutos. Esto lo podemos repetir cada 15 días.

Si queremos aplicar una mascarilla revitalizante mezclaremos cuatro cucharadas de aceite de oliva huevo batido, y aplicaremos la mezcla durante quince minutos, una vez por semana. Para una mascarilla capilar regeneradora añadiremos tres cucharadas de aceite de oliva a una de miel y dejaremos fermentar la mezcla durante veinticuatro horas. Seguidamente la aplicaremos sobre el cabello húmedo y limpio durante quince minutos. En el caso de puntas abiertas aplicaremos simplemente el aceite de oliva sobre ellas cada dos días.

En resumen estas mascarillas y aplicaciones tonifican y nutren el pelo, dejándolo más manejable, vibrante y saludable, indispensables para hidratar el cabello seco y quemado.