Seleccionar página

oro-bailen

Mostrando el único resultado

Oro Bailén, en la puerta de Andalucía, en la provincia de Jaén, en el término municipal de Villanueva de la Reina, Galgón 99, S.L., ubicada en la Sierra Norte de la provincia, situada en las faldas de Sierra Morena, entre Bailén y Andújar, a 400 metros de altitud.

Situación privilegiada, auténtica frontera natural entre la Meseta y el Valle del Guadalquivir, presenta enclaves de alto valor ecológico propios del bosque mediterráneo con gran variedad de especies faunísticas y florísticas.

Oro Bailén, las fincas

Los Juncales y La Casa del Agua, fincas cuya plantación obedece a un marco tradicional, esto es un marco 10 metros x 10 metros, en el que cada olivo en realidad son 3 plantas juntas.

Nuestros olivares son de regadío en el 100% de las explotaciones, por lo que garantiza y conseguimos una regularidad espectacular tanto en la cosecha como en la calidad de la misma.

Respeto por el medio ambiente, producción integrada, aprovechamiento de los residuos de poda como abono orgánico, mantenimiento de la cubierta vegetal en mitad de las camadas, reduciendo así la erosión y facilitando la permeabilidad de la tierra, y evitando además el uso irracional de herbicidas, facilitando de esta manera micro hábitat de las especies cinegéticas.

Auténtica fábrica de aceites, zumo totalmente natural, sin ninguna manipulación a la hora de su obtención, mediación de la química o necesidad de utilizar algún proceso de transformación, como si de un zumo de naranja se tratara.

Oro Bailén, elaboración y clasificación

Tan sólo 2 horas después del inicio de la jornada, las primeras partidas de aceituna llegan a la almazara, donde nuestro “maestro de fábrica”, hace una primera inspección visual sobre el estado del fruto, verificando que el mismo esté sano y con buen aspecto exterior.

Posteriormente se procesa en la planta de limpieza consistente en separar la aceituna de posibles impurezas tales como hojas y ramas, mediante un ciclón que las sopla, para pasar a su posterior almacenamiento en sus tolvas de acero inoxidable y su inmediato procesado.

La molturación y el batido se realizan en frío, con temperaturas inferiores a los 21º C, y un tiempo de batido muy corto, conservando de esta manera todos los componentes volátiles, causantes de los aromas y sabores frutados que se transmiten del fruto al zumo, como si de una naranja se tratase.

Tras el batido viene la centrifugación física, que consiste en la separación la parte líquida; alpechín (agua de vegetación) y aceite, de la parte sólida; masa (hueso, pulpa,…) como consecuencia de las distintas densidades que tienen los componentes de la aceituna.

Como fase final para el procesado del aceite, éste se limpia en la centrifuga vertical, que al igual que en la horizontal, consiste en la separación del aceite y del alpechín, como consecuencia de sus diferentes densidades.

Es a la salida de esta vertical, cuando el maestro hace su clasificación del aceite mediante la cata.