Email

Seguimiento de pedido

ENVÍO DIRECTO DESDE LA ALMAZARA

Al añadir productos de diferentes almazaras, recibirás tus aceites por separado y se le sumarán los gastos de envío correspondientes a cada uno de ellos.

Email

Seguimiento de pedido

ENVÍO DIRECTO DESDE LA ALMAZARA

Al añadir productos de diferentes almazaras, recibirás tus aceites por separado y se le sumarán los gastos de envío correspondientes a cada uno de ellos.

Beneficios para la salud del aceite de oliva Virgen Extra

Los beneficios para la salud del aceite de oliva se derivan principalmente de las grasas monoinsaturadas y los polifenoles. Sin embargo, no todos los aceites de oliva se crean por igual. De hecho, los beneficios para la salud más destacados pertenecen a una sola categoría: el aceite de oliva virgen extra (AOVE).

El aceite de oliva se ha considerado durante mucho tiempo la grasa más saludable que existe. El poeta griego Homero lo llamó “oro líquido”, mientras que Hipócrates, ampliamente considerado el padre de la medicina, se refirió a él como “el gran sanador”.

 

El aceite Picual se distingue por su alta estabilidad y resistencia a altas temperaturas

 

Producto natural

El aceite de oliva virgen extra se elabora únicamente mediante métodos mecánicos, sin calor ni disolventes que se utilizan para producir aceite de oliva refinado y casi todos los demás aceites comestibles. Como resultado, el aceite de oliva virgen extra conserva los compuestos que le otorgan sus numerosos beneficios para la salud.

Se han publicado miles de estudios que relacionan el consumo de aceite de oliva virgen extra con una amplia gama de beneficios, desde sus conocidas cualidades cardiosaludables hasta otras menos documentadas, como el aumento de la testosterona en hombres con niveles insuficientes.

Las grasas monoinsaturadas promueven la salud del corazón

Durante miles de años, los pueblos de la cuenca mediterránea han consumido aceite de oliva como principal fuente de grasas en la dieta. Por ello se sugirió que esta seria una de las razones de vivamos más tiempo que nuestros sus vecinos del norte y del otro lado del Atlántico, que consumen grasas animales.

En 1958, Ancel Keys, fisiólogo de la Universidad de Minnesota, postuló una correlación entre las dietas de las personas y los incidentes observados de enfermedad coronaria. En particular, el conocido Estudio de Siete Países de Keys fue el primero en sugerir que no todas las grasas dietéticas son iguales.

Los hallazgos del estudio mostraron que los griegos tenían tasas más bajas de enfermedades cardíacas a pesar de su dieta rica en grasas, siendo el aceite de oliva la principal fuente de grasa. En paralelo, otros países con dietas ricas en grasas a base de carne tenían tasas más altas de enfermedades cardíacas. De hecho, estos hallazgos impulsaron la popularidad y la fama de la dieta mediterránea fuera de la cuenca del Mediterráneo.

Composición del aceite de oliva

Grasas monoinsaturadas

El aceite de oliva tiene aproximadamente un 73% de grasas monoinsaturadas, líquidas a temperatura ambiente. En realidad, todas las grasas, desde saturadas y trans hasta monoinsaturadas y poliinsaturadas, ayudan al cuerpo a absorber vitaminas y minerales, construyen membranas celulares y son esenciales para los mecanismos que causan la coagulación de la sangre, el movimiento muscular y la inflamación.

No obstante, sustituir las grasas saturadas y trans por grasas monoinsaturadas ayuda a reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), también conocido como «colesterol malo», lo que reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Polifenoles

Los polifenoles son los poderosos antioxidantes que hacen que el AOVE sea superior. Si bien su contenido de grasas monoinsaturadas es sin duda uno de los principales impulsores de la salud del corazón del aceite de oliva, su gran cantidad de otros beneficios se atribuyen a su contenido fenólico. De hecho, los polifenoles se atribuyen al 99% de los beneficios para la salud del aceite de oliva, según Nasir Malik, fisiólogo de plantas del servicio de investigación del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

El polifenol es un término general para una clase de sustancias químicas orgánicas que se encuentran en varios tipos de plantas y funciona como un poderoso antioxidante. Se han identificado más de 8.000 polifenoles.

Cientos de estudios a lo largo de los años han demostrado que los polifenoles son responsables de una variedad de beneficios, desde reducir el riesgo de cáncer de próstata y de mama hasta mitigar los efectos de la demencia.

Recientes investigaciones sobre los beneficios para la salud del aceite de oliva virgen extra

Nuevas investigaciones sobre los beneficios para la salud del aceite de oliva virgen extra están siendo publicadas constantemente por entidades privadas y financiadas con fondos públicos.

Enfermedades cardiovasculares

Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte a nivel mundial. En concreto, solo en 2019, se estima que 17,9 millones de personas murieron a causa de enfermedades cardiovasculares, incluidos ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, casi un tercio de las muertes mundiales.

Por otra parte, un estudio de abril de 2020 publicado en el Journal of the American College of Cardiology concluyó que consumir solo media cucharada (8,8 mililitros) de aceite de oliva al día podría reducir el riesgo de contraer enfermedades cardíacas en un 14%. Los investigadores llegaron a este resultado después de monitorear los datos de salud y dieta de 93.000 adultos durante 24 años.

Aunque los investigadores apuntaron que era imposible saber qué grado de aceite de oliva consumían los participantes (es decir, refinado, virgen o virgen extra), dijeron que era más probable que los beneficios provinieran del AOVE.

El AOVE mejora la función endotelial

Un estudio a pequeña escala publicado por el Centro de Prevención Yale-Griffin de la Universidad de Yale en febrero de 2021 encontró que el consumo de aceite de oliva extra virgen con alto contenido de polifenoles mejoró la función endotelial en adultos con riesgo de contraer diabetes tipo 2.

Recordemos que la función endotelial mide como se expanden los vasos sanguíneos cuando se bombea sangre a través de ellos y es un predictor independiente de enfermedad cardiovascular. En particular, los polifenoles del aceite de oliva virgen extra modulan el estrés oxidativo en los vasos sanguíneos, lo que reduce la inflamación, un síntoma común en muchos pacientes con enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Reduce la presión arterial

Un estudio independiente de investigadores en Australia encontró que consumir cuatro cucharadas (60 mililitros) de aceite de oliva virgen extra con alto contenido de polifenoles «redujo significativamente» la presión arterial sistólica periférica y central.

En el mismo sentido, investigaciones anteriores publicadas en The Lancet demostraron que la reducción de la presión arterial sistólica reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular, enfermedad coronaria, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca.

El AOVE reduce el colesterol ‘malo’ y aumenta el ‘bueno’

El colesterol es una sustancia cerosa que circula en la sangre y ayuda a construir células, producir vitaminas y producir hormonas. Hay dos tipos de colesterol: LDL o colesterol «malo» y lipoproteína de alta densidad (HDL) o colesterol «bueno».

Los niveles altos de colesterol LDL son malos para el sistema cardiovascular porque contribuyen a la acumulación de grasa en las arterias, conocida como aterosclerosis, lo que aumenta el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Por el contrario, el colesterol HDL transporta el colesterol LDL fuera de las arterias y lo lleva al hígado para ser descompuesto y eliminado del cuerpo. Como se mencionó anteriormente, la grasa monoinsaturada del aceite de oliva virgen extra también ayuda a reducir el colesterol LDL.

Además, un estudio de 2015 determinó que los polifenoles que se encuentran en el aceite de oliva virgen extra también juegan un papel importante al evitar que el colesterol HDL se dañe por el estrés oxidativo, lo que mejora su capacidad para transportar el colesterol LDL lejos de las paredes arteriales.

Ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre

Se estima que 422 millones de personas tienen diabetes en todo el mundo. De estos, alrededor del 90% tiene diabetes tipo 2. Recordemos que la diabetes tipo 2 se produce cuando las células del cuerpo normalmente no responden a la insulina, por lo que el páncreas continúa produciendo más para tratar de provocar una respuesta. Esto hace que los niveles de azúcar en la sangre se eleven a niveles no saludables, lo que lleva a otros problemas de salud, como enfermedades cardíacas, pérdida de la visión y enfermedades renales.

No existe cura para la diabetes, pero el consumo de aceite de oliva virgen extra se ha relacionado con algunos beneficios en personas diabéticas. En particular, un estudio de 2017 encontró que los participantes que consumían altos niveles de polifenoles tenían un 57% menos de posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 durante dos a cuatro años.

Una de las razones por las que el consumo de polifenoles reduce las posibilidades de que una persona desarrolle diabetes tipo 2 puede ser que los polifenoles ayudan a estimular la secreción de insulina, que elimina el azúcar del torrente sanguíneo y la deposita en las células. Esto mantiene estables los niveles de azúcar en la sangre.

Además, un metaanálisis de 2017 que incluyeron a 15.784 participantes encontró que las personas que consumían los niveles más altos de aceite de oliva tenían un riesgo 16% menor de diabetes tipo 2 en comparación con quienes consumían las cantidades más bajas.

En resumen, las dietas ricas en polifenoles están relacionadas con niveles más bajos de azúcar en la sangre en ayunas y una mayor tolerancia a la glucosa, lo que reduce el riesgo de contraer diabetes tipo 2.

Aceite de oliva y prevención del cáncer

Junto con las enfermedades cardiovasculares, el cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo. En concreto, según la OMS, 10 millones de personas murieron de cáncer en 2020.

En este sentido, una investigación histórica en 2015 demostró que el oleocantal, un polifenol que se encuentra en el aceite de oliva virgen extra, puede alterar e incluso matar las células cancerosas. El Oleocanthal hace esto causando una ruptura en parte de las células cancerosas, lo que libera una enzima que causa la muerte de la célula sin dañar las células sanas.

Por ello, los tratamientos a base de AOVE se muestran prometedores en la lucha contra el cáncer de mama y colon. De hecho, este estudio tuvo un efecto de «bola de nieve en el mundo» de la investigación del cáncer y ha llevado al desarrollo de tratamientos basados ​​en oleocantal contra ciertas formas de cáncer de mama.

En particular, investigadores de la Universidad de Louisiana-Monroe descubrieron previamente que un tratamiento basado en oleocantal puede suprimir el inicio y la progresión del cáncer de mama triple negativo, el tipo más mortal.

En general, estudios epidemiológicos previos de poblaciones mediterráneas que seguían una dieta mediterránea tradicional rica en aceite de oliva virgen extra encontraron menos casos de cáncer de mama y cáncer de colon que otras poblaciones europeas o norteamericanas.

Otro estudio publicado en 2014 demostró que, en un entorno de laboratorio, el hidroxitirosol, los secoiridoides y los lignanos, tres tipos de polifenoles, inhibían el crecimiento de las células de cáncer de colon. Los polifenoles lo hicieron al imitar la señal enviada por el receptor de estrógeno β, que es la defensa natural del cuerpo contra el crecimiento de células cancerosas en el colon. La enfermedad solo comienza a proliferar cuando las señales que envía este receptor se desvanecen.

Según la OMS, el cáncer de mama es el tipo de cáncer más común y el quinto más mortal, y el cáncer de colon es el tercero más común y el segundo más mortal.

Dieta mediterránea asociada con menor riesgo de cáncer de vejiga y próstata

Desde el descubrimiento del papel del cáncer de los polifenoles en la lucha contra el desarrollo a mediados de la década de 2010, se ha dedicado mucha investigación al papel de la dieta mediterránea en la lucha contra el cáncer. Recordemos que, junto con el AOVE, la dieta mediterránea incluye el consumo abundante de frutas, verduras, semillas y cereales integrales, muchos de los cuales contienen otros polifenoles.

Un metaanálisis de 13 estudios realizado en 2019 encontró que la adherencia media a alta a una dieta mediterránea tradicional parecía tener un efecto protector contra el cáncer de vejiga.

Si bien los investigadores en particular no pudieron aislar ningún alimento que pareciera tener los efectos deseados contra el cáncer de vejiga, los expertos sugirieron cómo los alimentos combinados durante la digestión y sus propiedades antiinflamatorias desempeñaron un papel en la obtención de los resultados.

El consumo de una dieta mediterránea también se ha asociado con un menor riesgo de cáncer de próstata en los hombres. Las dietas ricas en grasas trans y grasas saturadas provocan estrés oxidativo en las células de la vejiga, lo que provoca daños en el ADN. Y este daño en el ADN puede conducir a mutaciones celulares, causando tumores cancerosos.

Sin embargo, los polifenoles que se encuentran en el AOVE y otros alimentos de la dieta mediterránea tienen el efecto contrario, evitando el estrés oxidativo en estas células y, por tanto, el desarrollo de tumores cancerosos.

Aceite de oliva virgen extra y demencia

Los investigadores advierten que para 2050, más de 153 millones de personas podrían tener demencia en todo el mundo, casi el triple que en 2019. Sin embargo, se han observado niveles más bajos de demencia en poblaciones que viven en la región mediterránea.

Los ensayos observacionales y controlados han demostrado que la adherencia a la dieta mediterránea y el consumo de aceite de oliva virgen extra se asocian con una mejora de la memoria y la cognición en los ancianos.

La enfermedad de Alzheimer es el tipo más común de demencia. Comienza a ocurrir cuando los depósitos de proteínas beta-amiloides forman una placa en el cerebro que eventualmente interrumpe las funciones de las células nerviosas y causa la muerte de las neuronas.

Los experimentos de laboratorio y con animales han demostrado que el oleocantal promueve la producción de otras dos proteínas que juegan un papel importante en la prevención de la acumulación de placa en el cerebro. La investigación también mostró que el oleocantal modula el receptor 1 del péptido C3a complementario (C3AR1).

Recordemos que en los pacientes de Alzheimer, el C3AR1 funciona en exceso y causa una inflamación que afecta la función del sistema inmunitario innato. Las propiedades antiinflamatorias del oleocanthal evitan que el C3AR1 trabaje en exceso y reducen la inflamación relacionada con el Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas.

Otros beneficios para la salud del AOVE

Si bien los beneficios para la salud del aceite de oliva virgen extra se asocian más ampliamente con la mitigación del riesgo de enfermedad cardiovascular y demencia y la prevención del cáncer, muchos otros estudios muestran una variedad de beneficios de su consumo para otras partes del cuerpo.

Por ejemplo, un estudio de 2021 encontró que seguir la dieta mediterránea puede retrasar la aparición de la enfermedad de Parkinson hasta 17 años para las mujeres y ocho años para los hombres. Recordemos que la enfermedad de Parkinson es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso central que no tiene cura. Los investigadores descubrieron que los polifenoles que se encuentran en el aceite de oliva virgen extra protegen contra la enfermedad al reducir el estrés oxidativo en el cerebro.

Otro estudio publicado el año pasado mostró que las dietas ricas en monoinsaturados rápidos, como la dieta mediterránea, aumentaron los niveles de testosterona en los hombres con cantidades insuficientes. En este sentido, los niveles bajos de testosterona en los hombres se han relacionado en estudios anteriores con la depresión, las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y la demencia.

Investigadores en España también publicaron un estudio en 2021 que encontró que los pacientes con lupus eritematoso sistémico que siguieron la dieta mediterránea experimentaron una mejoría en el curso de la enfermedad.

El lupus, una enfermedad autoinmune, no tiene cura, pero los pacientes que siguieron la dieta mediterránea tenían tasas más bajas de obesidad y enfermedades cardiovasculares, las cuales son comorbilidades comunes para los pacientes.

También algunos estudios relacionan la adherencia a la dieta mediterránea con niveles más bajos de artritis reumatoide en fumadores, menor riesgo de tener un bebé pequeño para la edad gestacional, mejor manejo del estrés y restauración de bacterias intestinales saludables en el tracto digestivo, lo que ayuda a perder peso.

Resumiendo todo

El contenido en grasas monoinsaturadas del aceite de oliva virgen extra y sus polifenoles aportan innumerables beneficios para la salud. El AOVE es el ingrediente clave de la dieta mediterránea, por lo que no es casualidad que el programa de alimentación acaba de ser nombrado la mejor dieta general por quinto año consecutivo por U.S. Noticias.

Consumir entre una y cuatro cucharadas (18 y 70 mililitros) de AOVE al día comenzará a aportar los múltiples beneficios para la salud asociados al “oro líquido” de Homero. Sin embargo, el AOVE está lejos de ser una panacea.  Por ello, para disfrutar de sus beneficios para la salud, el consumo de AOVE debe ser parte de una dieta nutritiva junto con mucho ejercicio y otras opciones de estilo de vida saludable (es decir, beber alcohol con moderación, no fumar y encontrar formas de desestresarse).

Source: oliveoiltimes.com/health-news/health-benefits-olive-oil/103696

Beneficios para la salud al tomar aceite de oliva

Reemplazar otras formas de grasa, como mantequilla, margarina y mayonesa, por aceite de oliva, podría ayudarle a vivir más tiempo, además de prevenir la demencia. Además, desde el acné hasta la picazón, la sequedad y las arrugas, se sabe que el aceite de oliva es excelente para la piel.

Así, este alimento básico de la Dieta Mediterránea, está repleto de beneficios para la salud. De hecho, el aceite de oliva ha sido objeto de numerosos estudios científicos, destacando sus efectos positivos sobre el cerebro, el corazón y la longevidad.

En particular, posee antioxidantes, ácidos grasos monoinsaturados, vitaminas y minerales, y aunque su composición puede variar según el clima o la variedad de aceituna, es rico en grasas saludables, según las últimas investigaciones científicas.

Y esto no es sólo para ayudar a mantener la salud del corazón y del cerebro, sino también para combatir la muerte prematura.

Estudio Nutrition 2023

Presentado en la reunión anual de la Sociedad Estadounidense de Nutrición, un nuevo estudio destaca las virtudes del aceite de oliva para la salud del cerebro.

Así, después de analizar cuestionarios dietéticos y los registros de defunción de más de 90.000 estadounidenses durante tres décadas, los investigadores sugirieron que consumir más de media cucharada de aceite de oliva al día se asociaba con un riesgo 28% menor de demencia, en comparación con poco o ningún consumo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 55 millones de personas en todo el mundo padecen demencia. El estudio refuerza de este modo las pautas dietéticas que recomiendan aceites vegetales como el aceite de oliva y sugiere que estas recomendaciones no sólo apoyan la salud del corazón, sino también potencialmente la salud del cerebro.

«Optar por aceite de oliva, un producto natural, en lugar de grasas como la margarina y la mayonesa comercial, es una opción segura y puede reducir el riesgo de demencia fatal”, dijo Harvard T.H. La Dra. Anne-Julie Tessier, becaria postdoctoral de la Escuela Chan de Salud Pública.

La científica señala, sin embargo, que se trata de una investigación observacional que no demuestra que el aceite de oliva sea directamente responsable de reducir el riesgo de demencia mortal. Aún así, los hallazgos dan peso a la idea de que el aceite de oliva puede ayudar a mantener una dieta saludable.

Preservar la salud del corazón

El aceite de oliva puede ser también beneficioso para proteger el corazón de determinadas enfermedades, según un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology en 2022. En particular, este estudio abordó el tema desde un ángulo ligeramente diferente.

Más de 60.000 mujeres y más de 31.000 hombres sin enfermedades cardiovasculares (del corazón) fueron seguidos durante 28 años, con un cuestionario sobre su dieta cada cuatro años.

El estudio demostró que el consumo de más de 7g de aceite de oliva al día (de nuevo, el equivalente a más de media cucharada) se asociaba con un menor riesgo de muerte cardiovascular (-19 %), muerte por cáncer (-17 %) y también de muerte por enfermedades neurodegenerativas (-29%), frente al consumo ocasional o nulo.

«Nuestros hallazgos respaldan las recomendaciones dietéticas actuales para aumentar la ingesta de aceite de oliva y otros aceites vegetales insaturados. Y los médicos deberían aconsejar a los pacientes que reemplacen ciertas grasas, como la margarina y la mantequilla, con aceite de oliva para mejorar su salud», dijo el autor principal del estudio y Harvard T.H. Dra. Marta Guasch-Ferré, profesora asociada adjunta de la Escuela Chan de Salud Pública.

Esta investigación también constató que las personas que consumían más aceite de oliva tenían más probabilidades de ser físicamente activas, menos propensas a fumar y comían más frutas y verduras.

Como conclusión de su investigación, los científicos señalan que las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes del aceite de oliva podrían contribuir de manera importante a mantener una buena salud.

Source: thestar.com.my/lifestyle/health/2023/08/25/three-health-benefits-of-eating-olive-oil

Nutrición: Los 5 principales beneficios para la salud del aceite de oliva

El aceite de oliva tiene múltiples beneficios en nuestro organismo. La nutricionista  Nicola Shubrook explica los beneficios nutricionales del aceite de oliva.

El aceite de oliva es la grasa líquida que se obtiene del prensado de aceitunas enteras. El fruto del árbol originario del Mediterráneo, tiene un sabor único que depende del país de origen, algunos son dulces, otros picantes o amargos. Las técnicas de elaboración permiten obtener aceites de oliva de diferentes calidades.

Los aceites sin refinar son puros, no tratados, lo que significa que no se utilizaron calor ni productos químicos en el proceso de extracción. Esto genera un aceite más puro con un sabor más pronunciado. Los aceites refinados se han procesado para eliminar los defectos y, por lo general, tienen un color más claro y un sabor más suave.

El aceite de oliva virgen extra (AOVE) es un aceite sin refinar, obtenido de la primera prensada del fruto. No se utiliza calor en el proceso de extracción, por lo que conserva los compuestos vegetales beneficiosos llamados polifenoles. Está considerado como el de mejor calidad, AOVE, y es el más caro. Posee también un sabor más pronunciado y un color más oscuro.

El aceite de oliva tiene múltiples beneficios en nuestro organismo

Puede mejorar la salud del corazón

El aceite de oliva es una parte clave de la dieta mediterránea, y se han realizado muchas investigaciones para demostrar sus beneficios (especialmente los del AOVE) sobre la salud del corazón. Estos incluyen su capacidad para reducir la presión arterial y mejorar los niveles de colesterol, dos factores que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Una importante revisión de estos estudios demostró que el aceite de oliva era la única fuente de grasa monoinsaturada asociada con un riesgo reducido de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca.

Puede reducir la inflamación

Se cree que la inflamación es uno de los principales factores detrás de algunas de las enfermedades crónicas más comunes, incluido el Alzheimer y la Diabetes tipo II. La investigación del papel de los antioxidantes y su efecto antiinflamatorio, incluido el ácido oleico que se encuentra en el aceite de oliva, encontró que estos juegan un papel clave en la reducción de la inflamación y el marcador de inflamación, conocido como proteína C reactiva (PCR).

El aceite de oliva es rico en polifenoles, uno de los cuales se llama oleocantal. Este compuesto parece compartir la misma actividad farmacológica que el ibuprofeno y actúa como un antiinflamatorio natural. Curiosamente, esta útil propiedad se ha asociado con cambios positivos en personas con artritis reumatoide.

Puede mejorar el estado de ánimo

Como parte de una dieta saludable que incluye un alto consumo de frutas, verduras, cereales integrales y pescado graso, se ha descubierto que el aceite de oliva desempeña un papel en la reducción del riesgo de depresión.

Puede mejorar la función cerebral

Un estudio de 2015 encontró que en poblaciones de mayor edad, una dieta mediterránea complementada con aceite de oliva o nueces se asoció con una función cognitiva mejorada y puede reducir el riesgo de Alzheimer.

Puede proteger contra enfermedades crónicas

Otras investigaciones iniciales sugirieron que el aceite de oliva y su alto contenido de polifenoles pueden tener un efecto protector contra la diabetes tipo 2 y ciertas formas de cáncer. Sin embargo, se necesita más investigación antes de poder sacar conclusiones firmes.

El aceite de oliva es seguro para todos

El aceite de oliva es un alimento básico para muchas de las poblaciones más saludables del mundo. Se considera una buena opción para la mayoría de las personas. Dicho esto, se han reportado casos raros de alergia, aunque estos suelen ser al polen del olivo en lugar del aceite de la fruta.

Debido a su densidad calórica, el aceite de oliva debe usarse con moderación y sustituirse por otras grasas en la dieta.

El aceite de oliva es muy beneficioso para la salud

Según los científicos, la dieta mediterránea es probablemente la mejor dieta para prevenir enfermedades y el envejecimiento. Se caracteriza por un alto consumo de vegetales, un consumo moderado de pescado y vino, un consumo bajo-moderado de lácteos y, lo más importante, cantidades significativas de aceite de oliva.

Aunque los beneficios para la salud del aceite de oliva se atribuyen comúnmente a sus componentes menores, como los polifenoles, se ha prestado menos atención al ácido oleico, que representa del 70% al 80% de su composición. Ahora, un equipo de investigadores liderado por la Universidad de Sevilla ha investigado las propiedades beneficiosas del ácido oleico.

Los expertos encontraron que la función principal de este ácido graso monoinsaturado (MUFA) es la de una molécula de energía y un componente de las membranas celulares. Dado que regula directamente tanto la síntesis como la actividad de las enzimas antioxidantes, tiene importantes propiedades antioxidantes, beneficiando así la salud física y mental.

En el cerebro, el ácido oleico es un componente importante de los fosfolípidos de la membrana, que abunda en las hojas de mielina neuronal y, por lo tanto, contribuye al funcionamiento cognitivo adecuado. De hecho, los estudios observaron una disminución significativa del nivel de ácido oleico en el cerebro de pacientes que padecían trastornos depresivos mayores y afecciones neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer.

Además, el ácido oleico también tiene un potente efecto hipocolesterolemiante, al inhibir la expresión de diversas proteínas asociadas al transporte de colesterol, reduciendo así la absorción de colesterol y previniendo la aterosclerosis. Además, este ácido es reconocido como una molécula anticancerígena por sus efectos inhibitorios sobre la sobreexpresión de oncogenes y sus efectos sobre la muerte celular programada.

Finalmente, los científicos descubrieron que la oleoiletanolamida, un derivado del ácido oleico, tiene efectos antiinflamatorios y antioxidantes y recientemente se ha propuesto como un potente agente terapéutico para tratar afecciones como la obesidad.

Las investigaciones emergentes sugieren que el ácido oleico puede influir en los mecanismos epigenéticos (modificaciones directas del ADN y las proteínas asociadas al ADN) al mismo tiempo que modula el sistema inmunitario, en particular mediante la regulación de las células que están involucradas en los procesos inflamatorios.

Sin embargo, dado que la mayoría de los estudios sobre el aceite de oliva se han realizado en animales, se necesita más investigación para evaluar sus propiedades y posibles efectos sobre la salud en humanos.

Aceite de oliva virgen extra: por una vida saludable

Olive Oils from Spain realizó un evento de demostración y degustación en Beijing el 14 de junio para invitar a los consumidores chinos a experimentar productos de alta calidad y revelar los múltiples usos del líquido ámbar en la cocina.

El consumo de aceite de oliva en China ha seguido aumentando en los últimos años. En 2022, las ventas de Aceites de Oliva de España en China alcanzaron las 45.571 toneladas, con un aumento del 6,15%. En las últimas dos décadas, las ventas de aceite de oliva de España en el mercado chino se han multiplicado por 400.

Alfonso Noriega, consejero económico y comercial jefe de la embajada de España en Pekín, asistió al acto y afirmó que el aceite de oliva es una de las bases de la dieta mediterránea y uno de los elementos que hacen de la gastronomía española una de las más sanas y sabrosas del mundo. No es casualidad que España se encuentre entre los cinco países del mundo con mayor esperanza de vida, por encima de los 83 años.

Alfonso Pino, consejero de agricultura, pesca y alimentación de la embajada en Pekín, ha señalado que China es el segundo consumidor de Aceites de Oliva de España, fuera de la Unión Europea. Con la mejora de la conciencia de los consumidores chinos sobre la dieta saludable y la mejora del consumo, somos muy optimistas sobre este mercado dinámico y potencial.

Teresa Pérez, directora general de Aceites de Oliva de España, dijo que los Aceites de Oliva de España son muy populares entre los consumidores chinos. Continuaremos trayendo productos de calidad a China, abogando por una dieta sana y equilibrada entre los consumidores chinos y fortaleciendo nuestra presencia en el mercado chino.

Chef Gu Chao, fundador de Shanghai Chef Alliance, trajo dos platos que utilizaron aceites de oliva de España. El primer plato fue el mero en Aceites de Oliva de España con salsa de almejas y verduras, que mostró la versatilidad de los Aceites de Oliva de España en la cocina. El segundo fue pollo guisado al estilo mediterráneo con hojaldre chino, que es la fusión perfecta de la dieta mediterránea y china.

Source: global.chinadaily.com.cn/a/202306/19/WS648fc25da31033ad3f7bd090.html
 

Desde AceitedelCampo siempre aconsejamos consultar cualquier duda de salud primero con su médico.

 

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda
      Calcular envío
      Aplicar cupón
      Cupones disponibles
      avissite Consigues 5% de descuento
      canena Consigues 5% de descuento
      knolive Consigues 5% de descuento
      mabel Consigues 5% de descuento
      nelly Consigues 16,00  de descuento
      omeya Consigues 5% de descuento
      palacio Consigues 5% de descuento
      santamaria Consigues 5% de descuento
      segolene Consigues 10% de descuento
      valdecuevas Consigues 5% de descuento
      yuliana Consigues 5% de descuento