Email

Seguimiento de pedido

ENVÍO DIRECTO DESDE LA ALMAZARA

Al añadir productos de diferentes almazaras, recibirás tus aceites por separado y se le sumarán los gastos de envío correspondientes a cada uno de ellos.

Email

Seguimiento de pedido

ENVÍO DIRECTO DESDE LA ALMAZARA

Al añadir productos de diferentes almazaras, recibirás tus aceites por separado y se le sumarán los gastos de envío correspondientes a cada uno de ellos.

Los efectos protectores del aceite de oliva virgen extra sobre los factores de riesgo de enfermedades

En un estudio reciente publicado en Nutrients, los investigadores realizaron una revisión sistemática para consolidar la evidencia reciente sobre los beneficios preventivos del aceite de oliva virgen extra (AOVE) sobre los factores de riesgo de enfermedades.

Las dietas mediterráneas son dietas de origen vegetal enriquecidas con verduras, frutas, frutos secos, legumbres, cereales integrales y porciones moderadas de lácteos fermentados y pescado, y son fundamentales para la prevención de enfermedades crónicas.

 

El aceite Arbequina se caracteriza por su sabor suave y delicado, con notas frutales y dulces.

 

El AOVE, un ingrediente común en la dieta mediterránea, se ha relacionado con un menor riesgo de varias enfermedades crónicas, como enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, accidentes cerebrovasculares, síndrome metabólico, deterioro de la función cognitiva y tumores colorrectales y de mama.

La ingesta de AOVE puede reducir el riesgo de obesidad, mejorando la mortalidad general. Sin embargo, existe una investigación limitada sobre la cantidad diaria específica de la capacidad del AOVE para mejorar los factores de riesgo de enfermedades crónicas. En las recomendaciones dietéticas, se hace poco énfasis en distinguir las grasas saludables como el AOVE de otras grasas y aceites.

Sobre el estudio

En la presente revisión sistemática, los investigadores compararon los efectos de las comidas que contienen AOVE sobre los factores de riesgo metabólicos y cardiovasculares clínicamente significativos de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2, síndrome metabólico y resistencia a la insulina con los de las dietas sin AOVE.

Para el período comprendido entre enero de 2000 y diciembre de 2022, se realizó una búsqueda sistemática de datos utilizando las bases de datos Cochrane Library, Embase y PubMed. Posteriormente, el equipo llevó a cabo una síntesis narrativa de datos.

Los investigadores solo incluyeron ensayos controlados aleatorios (ECA) con participantes humanos que se publicaron en revistas científicas revisadas por pares en inglés y compararon los impactos cardiometabólicos del consumo de AOVE con las dietas sin AOVE.

El equipo excluyó los estudios in vitro o en animales, los que no fueron aleatorizados, los que usaron solo mediciones de glucosa en sangre posprandiales, las pruebas de compuestos fenólicos del aceite de oliva únicamente, la evaluación de los efectos del aceite de oliva agregado a las píldoras, el aceite de oliva con componentes agregados, el uso de aceite vivo, no referido a los del tipo virgen extra, utilizando exclusivamente orujo o aceite de oliva refinado, resúmenes y presentaciones, y trabajos que muestren un posible cambio de fármacos que pueda afectar a alguno de los factores a investigar.

También se consideraron los estudios que evaluaron el «aceite de oliva virgen» con contenido fenólico especificado. Las listas de referencias de los artículos identificados a través de búsquedas también se revisaron para incluir publicaciones relevantes adicionales. Se utilizó la lista de verificación de criterios de calidad de la Academia de Nutrición y Dietética (ANDQCC) para evaluar la calidad de los ECA incluidos.

Resultados

En total, 34 de los 281 artículos recuperados cumplieron con los criterios de elegibilidad y fueron considerados para el análisis final, todos los cuales fueron calificados como «positivos» según la evaluación ANDQCC. Se incluyeron varias referencias, incluidos los análisis de subgrupos del ensayo Prevención con Dieta Med (PREDIMED).

El AOVE superó a las grasas alternativas de los alimentos y las dietas bajas en grasas (LF) en el manejo de indicadores clínicos como el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL-c) y la presión arterial (PA), elevando el colesterol de lipoproteínas de alta densidad protector (HDL-c). ) y mejorando la glucosa así como el control del peso.

El contenido de polifenoles del AOVE, en lugar de la cantidad de grasas monoinsaturadas, probablemente sea el responsable de sus efectos beneficiosos. En comparación con el aceite de girasol, el AOVE reduce la PA sistólica (PAS) en pacientes hipertensos e individuos sanos. Ciertos fenoles pueden ser críticos para la reducción de la presión arterial. Un estudio informó una reducción de la PAS con 161,0 mg/kg de fenol entre pacientes hipertensos, mientras que dos estudios no mostraron tales efectos con >300,0 mg/kg de fenol.

El AOVE puede disminuir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad para niveles iniciales superiores a 120,0 mg/dL y elevar los niveles de HDL-c en el caso de un mayor contenido fenólico, y las dietas que contienen AOVE diario fueron exitosas para perder peso a pesar de una mayor ingesta de calorías que las dietas LF. Además, el AOVE con ≥150,0 mg/kg de fenol podría reducir la oxidación de LDL. El AOVE puede reducir los niveles de LDL-c para valores iniciales por encima de 120,0 mg/dL y elevar los niveles de HDL-c con un aumento en el contenido fenólico, y los regímenes dietéticos que contienen aceite de oliva virgen extra diario pueden disminuir efectivamente el peso corporal a pesar de una mayor ingesta calórica que LF comidas. Además, el AOVE con ≥150,0 mg/kg de fenol podría reducir la oxidación de LDL.

Pocos ensayos han incluido pacientes con glucosa en sangre en ayunas (GSA) inicial alta o diabetes mellitus tipo 2; por lo tanto, el impacto del aceite de oliva virgen extra en la FBG en relación con otros regímenes dietéticos no está claro. El AOVE diario, por otro lado, puede mejorar la sensibilidad a la insulina según lo evaluado por la Evaluación del modelo homeostático para la resistencia a la insulina (HOMA-IR) en comparación con las dietas LF.

El período más corto para mejorar la salud y la cantidad diaria más baja de AOVE necesaria para mejorar la presión arterial, HDL-c y LDL-c fueron 21 días y 25,0 ml (casi dos cucharadas) al día, respectivamente, con LDL-c y PA diastólica ( DBP) que potencialmente requieren >300,0 mg de fenol por kg para obtener los máximos beneficios. La capacidad del AOVE para mejorar los biomarcadores de diagnóstico de cardiopatías congénitas, es decir, PA, HDL-c y LDL-c, puede estar relacionada con su capacidad para reducir el riesgo de cardiopatía coronaria.

Si bien las dietas enriquecidas con aceites de semillas vegetales pueden reducir el LDL de manera más efectiva que el AOVE, una dieta diaria rica en AOVE creará un LDL más saludable, ya que sus partículas crecerán y tendrán menos probabilidades de oxidarse. Además, se ha demostrado que el aceite de oliva virgen extra reduce la apoproteína B-100, lo que implica menos partículas de lipoproteínas de baja densidad. La capacidad del AOVE para reducir los riesgos de diabetes tipo 2 y síndrome metabólico está relacionada con su impacto en HOMA-IR, insulina y FBG, que según se informa mejoran después de la ingesta de AOVE en comparación con las dietas que contienen aceites ricos en grasas poliinsaturadas (aceite de girasol) o las dietas LF.

Conclusión

En general, los hallazgos mostraron que la incorporación de AOVE en los patrones dietéticos de la dieta mediterránea puede reducir significativamente el riesgo de enfermedades crónicas. El consumo regular de AOVE, comenzando con dos cucharadas diarias, puede mejorar varios factores de riesgo en tan solo tres semanas. Además, el AOVE es una opción superior para reducir el riesgo de enfermedades crónicas en las dietas que otras grasas dietéticas o el aceite de oliva de tipo refinado.

Cocinar verduras en países mediterráneos con AOVE aumenta la absorción de carotenoides liposolubles y potencia el consumo de verduras. La investigación futura debería centrarse en AOVE con contenido conocido de fenol, participantes no europeos con factores de riesgo no saludables y tamaños de muestra más grandes.

Source: news-medical.net/news/20230629/The-protective-effects-of-extra-virgin-olive-oil-on-disease-risk-factors.aspx

 

Desde AceitedelCampo siempre aconsejamos consultar cualquier duda de salud primero con su médico.

 

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda
      Calcular envío
      Aplicar cupón
      Cupones disponibles
      avissite Consigues 5% de descuento
      knolive Consigues 5% de descuento
      mabel Consigues 5% de descuento
      omeya Consigues 5% de descuento
      palacio Consigues 5% de descuento
      segolene Consigues 10% de descuento
      valdecuevas Consigues 5% de descuento
      yuliana Consigues 5% de descuento