Parece una salvajada a primera vista verdad? pues ya son varios estudios científicos los que avalan sus beneficios saludables. Debemos saber que nuestro cuerpo al despertarse está muy receptivo a lo primero que introduzcamos en el estomago. Y aquello que le caiga entre manos lo procesará y lo verterá en el torrente sanguíneo.

Por eso, si tomamos aceite de oliva en ayunas conseguiremos que el ácido oleico y los polifenoles actúen los primeros. Obtendremos un efecto depurativo de nuestro organismo. Pero cuidado, tiene que ser aceite de oliva virgen extra.

El Profesor Don Specter, del King College of Epidemiolgy, abandonó recientemente su dieta de yogur y frutas, por la de un vaso matutino de aceite de oliva. Estaba convencido de poder de este modo alargar la vida. Al principio no fue fácil, no es obvio acostumbrarse a “llenar” el estómago vacío de aceite. No es lo mismo que tomarlo en tostadas.

Y es que Don no descubría nada nuevo, hace milenios los pescadores de Creta ya aplicaban esta dieta. La cual, además de prolongar la vida combate la resaca, elimina los cálculos biliares y ayuda a adelgazar. Aceite virgen extra en ayunas!

Aceite de oliva en ayunas

Efectivamente, por ejemplo la proporción de ácido oleico en los aceites vírgenes extra es mayor que los sólo vírgenes. Este factor viene determinado por el grado de acidez. Por ello a los Vírgenes Extra se les permite un máximo de 0,8º de acidez, y a los “vírgenes” a secas, hasta 2º. Lo mismo sucede con los polifenoles, vitamina E y demás antioxidantes que contiene que aceite de oliva.

Los antioxidantes y polifenoles son componentes minoritarios responsables de numerosos beneficios para nuestra salud. Disminuye el colesterol malo y aumenta el bueno. Reduce y neutraliza los efectos de los radicales libres que nos hacen envejecer prematuramente. Previene enfermedades como el Alzheimer. E incluso, en los últimos estudios, uno de estos polifenoles, el Oleocanthal, mataría células cancerígenas.

Estas sustancias son tan eficaces como frágiles y volátiles. Y muchas de ellas se pierden por desgracia durante todo el proceso. Desde que la aceituna abandona el oliva, mientras se transporta, se moltura o se envasa. Incluso si no se conserva sin luz y en lugar fresco, siguen perdiéndose.

Por ello, cuantos más componentes tengamos desde el principio “Virgen Extra” más llegarán a nuestro organismo. Por eso, volviendo a lo anterior, estos efectos son mayores cuando tomamos el aceite de oliva en ayunas.

Tostadas con aceite de oliva virgen extra

Un hábito típicamente mediterráneo que no debemos perder es tomar un diente de ajo y frotarlo vigorosamente contra una tostada tipo “biscotte”. Seguidamente echaremos sal y la regaremos abundantemente con nuestro AOVE preferido, y repetiremos la operación tantas veces como nos apetezca.

El aceite de oliva NO ENGORDA! no nos cansaremos de repetirlo. El que os escribe está flaco como un palo y tumba un botella por semana! 🙂 el aceite de oliva es saciante y nos quita el hambre durante muchas horas. Y lo dicho, si tomas aceite de oliva en ayunas, en poco tiempo notarás efectos vigorizantes!

Dónde comprar AOVE

El buen AOVE es tan sabroso y aromático como puede serlo un buen vino! sabiendo eso no nos costará nada ingerir una o dos cucharas soperas por la mañana. Basta con elegir uno de calidad. Olvidémonos eso si de los que podamos encontrar en los lineales de las grandes superficies, las gran mayoría apenas tienen sabor ni aroma, son de baja calidad. Compremos uno Premium. Nos costará entre 8 y 10 euros la botella de 500ml, pero contrariamente al vino, nos durará mucho más!

Variedad de la aceituna

Los tipos de aceite de oliva (variedad de la aceituna) no es demasiado importante. Si que es bueno saber que la Arbequina o la Manzanilla son menos picantes y amargas que la Picual o la Cornicabra, pero también contienen menos antioxidantes. Son los polifenoles los responsables del picante y sabor amargo de aceite de oliva.

Lo ideal es ir probando marcas de calidad, tomando sorbitos de aceite de oliva en ayunas, para ir seleccionando los que más nos agraden. Y para evitar que toda la familia “chupe” la misma botella 🙂 aconsejamos comprar unos bonitos vasos de cata.

Además con estos vasos puede ser divertido hacer en familia catas ciegas de aceite de oliva. Así veremos como nuestros sentidos se van desarrollando y pronto ya “adivinaremos” la variedad, reconoceremos el picante y el amargor, y podremos describir incluso el tipo de frutado, hierba fresca, manzana, plátano, tomate, almendra,  y muchos otros!

Si te ha gustado este artículo te gustará también este: Calorías del aceite de oliva

ANTES DE IRTE...
No olvides suscribirte a nuestra newsletter
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
He leído y acepto la política de privacidad
¡SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER!
para enterarte de todas nuestras ofertas y novedades
No compartiremos nunca tu información personal.
He leído y acepto la política de privacidad